Pídeme lo que Quieras (Trilogía) - Megan Maxwell

·
Y aquí está la primera novela erótica/romántica que tuve la oportunidad de leer. Pídeme lo que quieras de Megan Maxwell salio el año pasado por ende no es que sea muy experta en este tipo de literatura. Para comenzar esta escritora es famosa por sus novelas románticas contemporáneas (chick -lit)  y su primera apuesta a lo subido de tono le resulto en éxito. Tanto así que lo que se suponía fuese un solo libro, termino siendo primero dos y luego tres, en realidad cuatro, si sumamos "Sorpréndeme" una nueva novela en base a la historia de uno de los personajes secundarios que vera la luz a finales de este año  libro fabricado para exprimir al máximo la historia.
Sinopsis

Tras la muerte de su padre, el prestigioso empresario alemán Eric Zimmerman decide viajar a España para supervisar las delegaciones de la empresa Müller. En la oficina central de Madrid conoce a Judith, una joven ingeniosa y simpática de la que se encapricha de inmediato. Judith sucumbe a la atracción que el alemán ejerce sobre ella y acepta formar parte de sus juegos sexuales, repletos de fantasías y erotismo. 
Junto a él aprenderá que todos llevamos dentro un voyeur, y que las personas se dividen en sumisas y dominantes... Pero el tiempo pasa, la relación se intensifica y Eric empieza a temer que se descubra su secreto, algo que podría marcar el principio o el fin de la relación.
—Señorita Flores, canta usted fatal. 
Esa voz. Ese acento.
La carpeta que tengo en las manos se me cae al suelo por el susto. Me agacho a cogerla y, ¡zas!, coscorrón que me meto con él. Con el señor Zimmerman. ¡Con la angustia instalada en mi cara por la cantidad de meteduras de pata que estoy cometiendo con ese supermegajefazo alemán…! Lo miro y me quito los auriculares.
—Lo siento, señor Zimmerman —murmuro.
—No pasa nada. —Toca mi frente y pregunta con familiaridad—. ¿Tú estás bien?
Como un muñequito de esos que hay en las partes traseras de algunos coches, asiento con la cabeza. Otra vez me ha vuelto a preguntar si estoy bien ¡Qué mono! Sin poder evitarlo, mis ojos y todo mi ser le hacen un escaneo en profundidad: alto, pelo castaño con mechas rubias, treinta y pocos años, fibroso, ojos azules, voz profunda y sensual… Vamos, un pibonazo en toda regla.
Tenemos a Judith una mujer independiente, cascarrabias y alocada. Un día conoce a Eric su jefe (sin saber que era su jefe ¡ohhhhh no me digas!) en un ascensor y de ahí empieza un coqueteo jefe-empleada. Como en las relaciones de esta índole lo guardan todo en secreto. Ellos comienzan a tener sexo casual y  Eric comienza a introducir a Judith en sus juegos sexuales, véase tríos, orgías, intercambio de parejas, al principio Judith se resiste pero luego se da cuenta de que le gusta. . . No considero como spolier el decir que del sexo casual pasan a enamorarse, matándose pero enamorados.



 Sinopsis

Después de provocar su despido de la empresa Müller, Judith está dispuesta a alejarse para siempre de Eric Zimmerman. Para ello y para reconducir su vida decide refugiarse en casa de su padre, en Jerez. 
Atormentado por su marcha, Eric le sigue el rastro. El deseo continúa latente entre ellos y las fantasías sexuales están más vivas que nunca, pero esta vez será Judith quien le imponga sus condiciones, que él acepta por el amor que le profesa.

Todo parece volver a la normalidad, hasta que una llamada inesperada los obliga a interrumpir su reconciliación y desplazarse hasta Munich. Lejos de su entorno, en una ciudad que le resulta hostil y con la aparición del sobrino de Eric, un contratiempo con el que no contaba, la joven deberá decidir si tiene que darle una nueva oportunidad o, por el contrario, comenzar un nuevo futuro sin él.
Los días pasan y estar junto a Eric es lo mejor que me ha ocurrido. Me quiere, me mima y está pendiente de todo lo que necesito. Flyn es otro cantar. Rivaliza conmigo en todo, y yo intento hacerle ver que no soy su adversario. Si hago una tortilla de patatas, no le gusta. Si bailo y canto, me mira con desprecio. Si veo algo en la televisión, se queja. Directamente no me soporta y no lo disimula. Eso me pone cada día más frenética.
Hablo con mi familia en Jerez, y todos están bien. Eso me reconforta. Mi hermana me cuenta lo cansadísima que está con el embarazo y la guerra que le da mi sobrina. Yo sonrío. Imagino a Luz histérica en espera de que los Reyes Magos la visiten. ¡Qué linda que es mi Luz!
Ahora le toca a Eric rogarle a Jud por su amor, esa es la temática de la primera parte del libro, ya sabíamos como terminaria aunque tenía expectativas de que ocurriese algo inteligente . Nada del otro mundo hasta que Jud debe decidir trasladarse a Alemania con Eric. La pobre se la pasa mal porque puede que esté en el mismo continente pero las cosas son difíciles para alguien tan "alegre" y "vivaz". No obstante, nuestra prota es la prota y le termina cayendo bien a todo el mundo inclusive al sobrino de Eric, Flyn es por lejos mi personaje favorito de la trilogía, no sé porque pero me causa una simpatía tremenda.

Sinopsis

Judith y Eric regresan de su viaje de novios tras una boda de ensueño. 
Él se siente el hombre más feliz del universo y no se imagina su vida sin ella; sin embargo, los celos y el afán de protección de Eric los enfrenta una y otra vez. 

Por su parte, Judith está encantada con su Iceman particular y siempre intenta verlo todo por el lado positivo, aunque en más de una ocasión se llene el cuello de ronchones… Disfruta de Eric y de sus juegos sexuales, excepto cuando él le susurra que uno de sus mayores deseos es tener un hijo con ella.
Ante mí está el árbol de Navidad rojo que el año anterior nos costó tantos enfados. Sin dejar de llorar lo señalo. Quiero hablar para darles las gracias y decirles que es precioso, pero las lágrimas no me dejan. Entonces, mi niño dice: 
— Si no te gusta, podemos comprar otro. Eso me hace llorar aún más. Lloro, lloro y lloro. 
Eric, tras besarme en la cabeza, mira a su sobrino y le explica: 
—Jud no quiere otro. Éste le gusta.
—¿Y por qué llora?
—Porque el embarazo la hace estar muy sensible. 
El crío me mira y me suelta en las narices:
—Pues vaya rollazo.
 Bueno, es una historia de amor típica, luego del matrimonio ¿qué es lo que nos toca? probablemente en la vida real con la promiscuidad de nuestra pareja herpes o gonorrea, pero las venéreas no son "guay" y las colocamos a un lado. Yo no sé si es porque lo leí en un dos por tres o era que ya sabía lo que era buena literatura erótica/romántica, todo comenzo a ser soso y salte muchas partes. Jud queda embarazada y si antes no te parecía fastidiosa ahora dejame decirte que pues... llorar y llorar y llorar más o menos ese es el guión de la novela. Pero a pesar de que no fuese una joya literaria, me grado el final, tal vez porque inconscientemente me encariñe algo con los personajes. El final es realmente lindo y te deja vomitando chocolate rosa.
.
Ahora mi opinión de la trilogía en general.
Hubo muchos detalles que me molestaron en la trama, por ejemplo, la idealización de las prácticas sexuales. Es decir, todo lo que le propusiese Eric a Jud, ella se resistía pero al final le agradaba, no lo sé todo era DEMASIADO idealizado, demasiado perfecto, es como si le faltase realidad.
Otro de los puntos que me llego a desagradar era la actitud berrinchuda y algo inmadura de la pareja protagonica. Ellos eran divertidos aunque algunas veces tan desagradables.
Y por último, mi gran critica, es el haber desaprovechado un buen desarrollo de varios conflictos. Volviendo a dar ejemplos tal cual clase de matemática:
1. ¿Qué tal si se desarrollaban dudas y reflexiones acerca del intercambio de parejas? si alguno de los dos rompía las reglas establecidas y se re-planteaban sus juegos.
2 ¿La enfermedad de Eric? Helloooooooooooooo, al final nunca se paso por un buen susto o algo interesante con esa bendita e inútil enfermedad.

PLQQ tiene muchos huecos, puede que sea repetitivo, cliché, de vez en cuando obstinante. Pero aun con todo eso es de alguna forma entretenida. Es como una de esas telenovelas que no tienen la gran cosa pero te atrapan. Es entretenida, sin embargo, si no te llego a gustar la primera entrega ni te atrevas a leer las otras dos novelas porque para mi pesar (de las expectativas que me hacía) no son más que dos re-fritos.
5/10


2 comentarios:

  1. Hace un año aproximadamente conocí esta sorprendente trilogía romántica.
    Fue una recomendación de una amiga basada en la experiencia que sintió al leer dicha trilogía. La verdad que ahora que la he leído puedo confirmar sin duda alguna que realmente es una historia muy profunda que hace que te vuele la imaginación, tanto para la chica que esta soltera como para la comprometida.
    De todo lo que llega a contar estos libros, a muchas mujeres seguramente nos identificará por momentos vividos, y lo mejor es que hace sentir única a cualquier tipo de mujer y hacerle sentir y confiar más en ella misma.
    Mi recomendación después de haberlo leído e inundarme en sus maravillosas historias, es que si cualquier mujer se siente sola o pérdida en su rutina y quiere salir un poco de la misma, proponga comenzar por leerse esta trilogía.
    El primer libro se titula: Pídeme lo que quieras.
    El segundo: Pídeme lo que quieras ahora y siempre.
    El tercer libro: Pídeme lo que quieras o déjame.
    Espero que todas y cada una de las lectoras, encuentre a su Eric Zimmerman.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que la lectura fuese entretenida hasta cierto punto... pero esta historia no es para nada profunda, lo siento.

      Eliminar

Vintage© por Belén Vieparoles :: Plantilla optimizada para Mozila y Chrome :: 2012