Debo leer en 2017

· 3 comentarios
Sé que es algo raro que en febrero es que venga con la lista de los libros que vaya a leer en 2017, pero es que todavía ando procesando que estamos ya en 2017. Como es costumbre, cada año toca plantearme lo que debo leer e intentar lograrlo.

Pero existe un pequeño inconveniente y es que, casi nunca cumplo la lista por completo. Pienso que parte del problema (aparte de mi terrible indiciplina claro está), es que soy muy ambiciosa, y coloco más de lo que tengo libre para leer.

Y aunque el año pasado, reducí mi lista de eternos pendientes, este 2017 por fin terminaré con ellos. Así que por el momento sólo me impondré leer unos 21 libros. Ya luego ampliaré la lista, y podré decir por fin ¡se acabó!

  1.  Girl Against the Universe - Paula Stokes: Tuve suerte con un libro que encontré en Google Books, por ello, veamos si tengo suerte acá. Tiene muy buena puntuación y críticas. Espero no tener tan mala suerte como la protagonista.
  2. Attachments - Rainbown Rowell: Necesito leer algo más de Rowell, Fangirl me dejó con un mal sabor pero espero que esta impresión se vaya con éste libro.
  3. El Hogar De Miss Peregrine Para Niños Peculiares - Riggs Ransom: Creo que será el primer libro que lea en el 2017, porque ya he leído unas cuantas páginas. Por lo leído, es de ese tipo de literatura fantasiosa que tanto me ha gustado cuando la he leído.
  4. The Unbecoming of Mara Dyer (Mara Dyer, 1) - Michelle Hodkin: Quitando el polvo de mis libro, me decidí con retomar la lectura de Mara Dyer. Verán, antes de crear el blog (sí, así de viejo), comencé mi entrada en la literatura juvenil, éste libro fue uno de los primeros que leí, y aunque me gustó en ese entonces, los otros dos libros de la trilogía no habían salido. Ahora, la leeré entera de una vez por todas.
  5.  Las uvas de la ira - John Steinbeck: Un clásico obligatorio, que siendo sincera era el libro con el que debía terminar mi 2016 según mi planeación. Algo me dice que estará en mi lista de mejores lecturas del 2017.
  6. El Señor de los anillos  (La comunidad del anillo) - JRR  Tolkien: No voy a ser ambiciosa, sólo colocaré la primera entrega de la trilogía (por si acaso ja, ja).
  7. Saga Harry Potter - J. K. Rowling: A pesar de haberlo intentado, y tener desde hace como dos años los primeros tres libros de HP, no los leo. Debo hacerlo que ya ando como que atrasada.
  8. Ángeles y Demonios – Dan Brown: No es que el libro me llame especialmente, pero compré El Codigo Da Vinci (en 40 bolívares *suspiro*) y soy una persona ordenada.
  9. Fluyan Mis Lágrimas, Dijo el Policía – Dick Philip K: Ni idea de dónde salió esto, pero re-leí su sinopsis y suena muy interesante.
  10. El nombre del viento - Patrick Rothfuss: Otro indispensable.
  11. Cien años de soledad – G.G Márquez: La obra más popular de G.G, no he leído mucho de él, hasta el momento una novela que disfrute al máximo, y un relato que no me dejo un gran sabor. Tengo altas expectativas.
  12. Canción de Hielo y Fuego – George R.R. Martin: Me dije que iniciaría la saga cuando saliera el último libro, pero eso quizás y ni pase, así que dada su extensión y mi velocidad lo mejor es que inicie la tarea.
  13. La Leyenda de Sleepy Hollow y otros cuentos de fantasmas – Washington Irving: Estoy enamorada de la película de Disney de Sleepy Hollow, así que es buena idea saber qué hay en la obra original.
  14.  La muerte de Iván Ilich - León Tolstói: Hace como dos años leí a Tolstói con Anna Karénina, sinceramente no fue una lectura que disfruté del todo, sin embargo, lo intentaré de nuevo con
    La muerte de Iván Ilich.
  15. Sin novedad en el frente - Remarque Erich Maria: Creo que supe de él porque lo recomendaron en una lista de buenas novelas de guerras, o era de novelas que te hacen llorar... por ahí iba la cosa.
  16. El gran Gatsby – Scott Fitzgerald: También debería ver la película la verdad.
  17. Tokio Blues, Norwegian Wood - Haruki Murakami: Debo leer algo de Murakami por primera vez en mi vida, fin.

Maratón de películas XIX

· 6 comentarios

Ciertamente no esperaba que esta entrada fuese a contener una gran cantidad de películas, pero a medida que he postergado su publicación, el número de películas que he visto, aumenta. Quizás el momento en que las vi (junto al contexto), me fueron más relevantes que las historias en general, algo que resulta agradable, pero a la vez no muy halagador porque eso quiere decir que no habrá grandes elogios para la mayoría del siguiente material.

 

A la hora de escribir acerca de mis impresiones de ellas, lo primero que puse en duda fue ¿cómo ordeno a estas películas? ¿Por el orden en que las vi? ¿por cuánto me gustaron? ¿por sus fechas de estreno? Así que decidí irme por ninguna de las expuestas, y simplemente dejarme llevar por aquellas que me hicieron formarme una opinión más extensa de las mismas.

 

La doncella (The Handmaiden) (2016)
Corea, década de 1930, durante la colonización japonesa. Una joven, Sookee, es contratada como criada de una rica mujer japonesa, Hideko, que vive recluida en una gran mansión bajo la influencia de un tirano. Sookee guarda un secreto, y con la ayuda de un estafador que se hace pasar por un conde japonés, planea algo para Hideko.

Esperaba hablar en primer lugar de la nada mencionada La la land, pero hace poco tuve la oportunidad de ver una película en todo el sentido de la palabra, y en lugar de comenzar de amargada con malas opiniones (sí, les adelanto, me decepcionó La la land), qué tal iniciar con buen pie.

Ni sé cómo me topé con The Handmaiden, no soy muy de películas surcoreanas, pero una vez dada con ella y ver éste magnífico trailer,  tenía que verla. Tan sencillo como eso, lo hice, y vaya...  tenía un largo rato sin ver una película tan oscura, elegante y erótica. The Handmaiden es de ese tipo de film que deseas ver para limpiar tus ojos tras una serie de malas tomas, bandas sonoras clichés, y escenas "sexy" baratas y burdas.

La película, aunque larga en sus dos horas (creo dura unos minutos más), se hace un festín visual. En serio, su cinematografia es preciosa, delicada, bien pensada, inclusive la ropa que se usa, complementa la ecuación por completo. Y aunque su estética es resaltante, la historia no se queda por detrás. Estamos frente a una trama en su primera parte algo ingenua, quizás no la esperada ante tantos elogios en materia de desenvolvimiento, pero la segunda y tercera parte, no tienen desperdicio.

La doncella es una película +18, por un contenido bastante subido de tono. No quiero colocar spoilers, porque decir de qué va el asunto arruina la sorpresa, sin embargo, debo mencionar que la mayoría de las escenas sexuales me resultaron elegantes y nada ordinarias. Aunque también, debo admitir que algunas  partes fueron bastantes fuertes para lo que me esperaba, lo cual me dio mucha risa, porque precisamente, nunca se detienen las sorpresas viendo esta película. 


La La Land (2016)
Narra una tempestuosa historia de amor que se verá obstaculizada por el afán de triunfo de los protagonistas. Mia, una aspirante a actriz que trabaja como camarera, y Sebastian, un pianista de jazz que se gana la vida tocando en sórdidos tugurios, se enamoran, pero su gran ambición por llegar a la cima amenaza con separarlos.

 *Suspiro*
La la land... no lo comprendo, trato de darle una vuelta a la situación pero no lo consigo. La la land tenía todo para gustarme. Primero, se llama La la land (lindo nombre), segundo el arte de sus afiches es perfecto, tercero es un musical (los amo), y cuarto tiene a Emma Stone como protagonista. Se suponía que me gustaría, estaba más que preparada para que me gustará.

Pero no lo hizo. No lo hizo porque me esperaba otra cosa, me esperaba (por lo que había leído en críticas) una historia apasionante de sueños y derrotas en una industria cruel y sucia, me esperaba música avasallante que hiciera erizar mi piel (y ojo, ni estoy hablando de musicales con cohetes y mil extras, sólo la música indicada), me esperaba un final sorprendente, un sabor amargo/o dulce (como sea) pero satisfactorio... nada, nada vi llegar.

El problema con esta película, es que  la gente espera tanto de ella por lo que creo críticas demasiado positivas, en sí, no está mal, es decir, son dos horas de una tierna historia de amor, con dos actores simpáticos, y escenográfias coloridas. Una buena opción para el 14 de febrero será.

Spoiler: Pienso que la historia en general es muy blanda y simplona. Una historia de amor que ni es muy interesante, ni muy intensa. Uno de esos amores de unos cuantos meses, porque sinceramente no me creo el "siempre te voy a amar" si las razones de separación fueron tan pobres.

 
Pasajeros (2016)
La Ávalon una nave espacial gigante que viaja a Homestead II, un planeta-colonia lejano, y transporta a 5000 personas y 258 tripulantes en su interior en hibernación, entra en un campo de asteroides. Su escudo frena la mayor parte de los impactos, pero un asteroide de grandes dimensiones impacta con su escudo. Al iniciar las reparaciones, el ordenador de a bordo despierta accidentalmente a Jim Preston (Chris Pratt), un ingeniero pasajero de la Ávalon, 90 años antes de llegar (el viaje duraría unos 120 años).

La vi en el cine, no con las mayores expectativas pero me gustó. Pasajeros es una película extrañamente agradable, a pesar de una sinopsis que podía resultar en un gran sinsentido (mira que he leído libros con historias taaan similares, que bueno pues...), se convirtió es una trama divertida, entretenida y bien llevada.

Quizás lo que más me agradó es que Pasajeros, no es pomposa, ni pretende más de lo que da. Primeramente, el diseño de Ávalon (sí, hablaré en primer lugar de ello ja,ja), es sencillo, estilizado y creíble. Tenía mis dudas acerca de su diseño exterior, pero fueron desapareciendo.Además los efectos especiales estuvieron en su punto, destaco la escena de la piscina, fue un simple "whoaaaaa". La química entre los dos protagonistas es innengable. Jennifer Lawrence es la que carga, sin dudas la mayor cargo emocional, adoré su rostro acá. Diversión, dolor, irá, felicidad.

Ahora, sí que tiene sus fallitos, como sus cuantas metiras de Hollywood, un final algo cursi, y claro, está la cuestión ética de la decisión de Jim. Creo que el error, fue hacerlo esperar sólo un año, tal vez con unos tres, no tantos se quejarían... aunque de todas formas sí, es algo creepy la situación, menos mal Jim es un tipo bien parecido, si no, válgame Dios.

La chica del tren (2016)
Rachel Watson (Emily Blunt) es una alcohólica que se divorció de su marido, Tom Watson (Justin Theroux), después de la captura de él engañándola con su agente de bienes raíces, Anna Boyd (Rebecca Ferguson). Durante su matrimonio, Rachel era propensa a los apagones inducidos por el alcohol durante la cual se dedica a la conducta auto-destructiva que sólo más tarde se enteró acerca de Tom, y al que se atribuye el final de su matrimonio, además de ser estéril. Rachel comparte un apartamento con su amiga Cathy (Laura Prepon) y pasa sus días de trayecto en un tren, a menudo acecha Tom, Anna y su hija recién nacida Evie. Durante sus viajes, Rachel queda fascinada con los vecinos de Tom, Scott (Luke Evans) y Megan Hipwell (Haley Bennet), una joven pareja en lo que Rachel cree que es un matrimonio perfecto.

 La chica del tren, ha sido un libro muuuuy comentado. Como nunca me llamó la atención, bye, bye, pero luego tuve la oportunidad de verla en grupo, así que... Puedo resumir la película, como uno de esos episodios de Mujeres Asesinas, no lo entiendo, pero esa vibra de seriado, no se le quita con nada. 

Si bien fue entretenida de ver, porque precisamente el grupo con el que estaba comenzó a lanzar conjeturas de lo más graciosas y sinsentido de la vida, creo que si las circunstancias hubiesen sido otras... no la habría disfrutado tanto. Es una película, que en resumen, está por todos lados. Es algo desordenada en materia de escenas, ajá es a propósito, pero algo no se siente bien. 

Sin embargo, estaba más enfocada en reírme y creerme una guionista de novela, o participante en Adivina quién, como para juzgar su calidad cinematográfica, por ello lo dejaré hasta allí. Por cierto, Emily Blunt, quiero parecerme a ti estando borracha (supongo que la gente guapa lo es hasta en la locura).

7 cartas de amor de escritores famosos

· 4 comentarios


Había estado pensando en qué debería escribir para que fuese la primera entrada del 2017, porque comenzar con buen pie y contenido es signo de que todo saldrá bien. Quizás lo he estado pensando mucho, pero lo que se me ocurrió fue iniciar con una entrada muy dulce, una entrada de esas que te hacen suspirar. 

Todos sabemos que una persona letrada en tal campo, será capaz de plasmarlo en muchos aspectos de su vida personal. Por ello, no es de extrañar que un escritor de profesión sea capaz de convertir a una simple carta de amor en una hermosa composición, capaz de hacer erizar tu piel aunque no sepas en cuál contexto fue redactada del todo.

Hace un tiempo leí la entrada 6 cartas de amor de escritores famosos en una de mis páginas favoritas, Libropatas. Así que sin más vueltas, les he querido mostrar algunas líneas de esos textos llenos de amor.  La entrada fue hecha con información de ThougCatalogue, Flavorwire, Vida y muerte de Mary Wollstonecraft y la edición de Círculo de Lectores de las cartas de Mariana Alcoforado.


1. De Gustave Flaubert a Louise Colet:

    “Te cubriré de amor la próxima vez que nos veamos, con caricias, con éxtasis. Quiero morderte con todas las alegrías de la carne, hasta que desfallezcas y mueras. Quiero dejarte atónita, que te confieses que nunca habías soñado de semejantes trances… Cuando seas vieja, quiero que te acuerdes de esas pocas horas, quiero que tus huesos secos se estremezcan con alegría cuando pienses en ello”.

2. De Jean Paul Sartre a Simone de Beauvoir:

    “Intenta entenderme: te quiero mientras presto atención a las cosas que pasan. En Toulouse simplemente te quise. Este noche te quiero en una tarde de primavera. Te quiero con la ventana abierta. Eres mía y las cosas son mías y mi amor altera las cosas a mi alrededor y las cosas a mi alrededor alteran mi amor”.

3. De Honoré de Balzac a la condesa Eveline Hanska:

    “Estoy prácticamente loco por ti, tanto como uno puede estar loco: no puedo unir dos ideas sin que tú te interpongas entre ellas. No puedo pensar en nada más que en ti”.

4. Franz Kafka a Milena Jesensk:

    “La última noche soñé contigo. Lo que pasó no puedo recordarlo en detalle, lo único que sé es que nos fusionábamos uno con el otro. Yo era tú, tú eras yo. Finamente por alguna razón prendiste fuego”.

5. De Mariana Alcaforado a su enamorado francés:

    “Me parece que atento gravemente contra mi corazón al intentar darte a conocer mis sentimientos a través de una carta. ¡Qué dichosa sería si pudieras juzgarlos atendiéndote a la violencia de los tuyos! Pero, aunque no debiera aludir a ti, perdona que te diga, con menos virulencia de la que siento, que no está bien que me maltrates, como estás haciendo, con un olvido que a mí me desalienta y a ti tendría que avergonzarte”.

6. De Mary Wollstonecraft a William Godwin:

    “Si el goce de la última noche pasada ha producido en tu salud el mismo efecto que en mi semblante, entonces no tienes motivo para lamentar tu falta de resolución; pocas veces he visto tanto fuego devorando mis facciones como cuando esta mañana, al arreglarme el pelo los recuerdos – muy gratos recuerdos – hicieron aflorar el rubor del placer”.

Vintage© por Belén Vieparoles :: Plantilla optimizada para Mozila y Chrome :: 2012