Lo que debes saber sobre la donación de sangre

·

Hace unos meses estaba viendo de casualidad un programa sobre emprendedores venezolanos y apareció una muchacha hablando acerca de una aplicación móvil para la donación de sangre. Escuchando todo lo que tenía por decir me di cuenta de que decía muchas verdades y que probablemente mi falta de conocimiento en relación a sus palabras era un problema, porque así como yo hay millones de personas en esta misma ignorancia.

Tal vez lo que más se grabo en mi cabeza fue cuado dijo que en Venezuela no hay cultura de donación, y que la forma más común  de hacerlo es cuando nos vemos en la obligación de acudir a la necedidad inmediata de algún conocido, familiar o amigo. De más está decir que no debería ser así. 

La donación de sangre es una necesidad social. No se paga por donar, pero con este simple gesto ayudas a salvar o mejorar la vida de aquellas personas que necesitan una transfusión de forma desinteresada, solidaria y altruista.

A continuación con la información de la Cruz Roja Española, podrás aprender un poco más acerca de la donación de sangre. Ajá, es sencillo, rápido, y sin dolor.

¿Por qué debemos donar sangre?

Hay tres motivos muy importantes para donar:
  • La sangre no se puede fabricar. Sólo se puede obtener de donantes como tú.
  • La sangre es imprescindible para operaciones y urgencias.
  • La sangre caduca, y no se puede almacenar por un tiempo indefinido.

¿Cómo me debo preparar para donar sangre?

Duerme bien la noche anterior a la donación, acude tras haber ingerido una comida pobre en grasas, – nunca en ayunas- y evita fumar desde al menos una hora antes de la donación. Si tienes tendencia a tener niveles bajos de hierro, puedes prepararte tomando alimentos ricos, como carnes rojas, hígado, pescado y huevos. También las legumbres y frutos secos son ricos en este nutriente.

¿En qué consiste el proceso de donación?

El proceso donación tiene varias fases:
  • Lectura de información sobre la donación y aspectos legales de la misma.
  • Cumplimentación del formulario de entrevista médica y autorización para la donación. (Consentimiento informado).
  • Examen médico y entrevista.
  • Prueba para la detección de anemia.
  • Donación propiamente dicha.
  • Recuperación y refrigerio.
Las preguntas que te realizará el médico o enfermera que realiza la entrevista, así como la exploración física (Tensión arterial, pulso, hemoglobina) tienen como objetivo descartar algún problema por el que la donación  pueda ser perjudicial para ti mismo.

¿Puedo donar si estoy tomando medicación o he tenido alguna enfermedad?

Es posible donar tomando la mayoría de los medicamentos y tras haber sufrido algunas enfermedades. En cualquier caso esa información te será aclarada en el momento de la entrevista médica.

¿Cómo me voy a sentir tras la donación?

Tras la donación es necesario mantenerse en reposo durante unos 10-15 minutos. Debes tomar abundantes líquidos y evitar fumar y beber alcohol en las dos horas siguientes a la donación. Debes evitar ambientes calurosos o la realización de deportes o actividades extenuantes al menos hasta el día siguiente

Tras la donación, la mayoría de los donantes se encuentran perfectamente, sin embargo es necesario que conozcas algunos de los efectos adversos que pueden ocurrir durante o tras la donación:
  • Mareo o reacción vasovagal: Es un problema poco frecuente, de fácil recuperación, es más frecuente en la 1ª donación. Se acompaña de bajada de la tensión, y se previene con la toma abundante de líquidos antes de la donación.
  • Problemas en el punto de punción: Durante la donación se puede encontrar problemas en el punto de punción que lleven a la formación de un hematoma. Este problema se puede deber a la canalización de una vena demasiado fina. Cuando esto ocurre, no se puede continuar con la donación.
  • Lesión del nervio: Es un efecto adverso muy raro que se produce si se pincha accidentalmente una raíz nerviosa adyacente a la zona de punción. En estos casos el donante suele referir adormecimiento de la mano, que se resuelve rápido y espontáneamente.

¿Qué se hace con la sangre que he donado?

La sangre se procesa en las 24 horas siguientes a la donación, de la siguiente manera:
  • Fraccionamiento: Consiste en la separación de la sangre en sus tres componentes fundamentales; concentrado de hematíes, plasma y plaquetas.
  • Concentrados de hematíes: Transportan el oxígeno. Se utilizan para tratar la anemia aguda secundaria a pérdida de sangre tras cirugía o traumatismos y la anemia crónica. Se almacena a 4ºC hasta 42 días.
  • Plasma: Es la parte liquida de la sangre y contiene los factores de la coagulación. Se utiliza para corregir problemas de sangrado debido a defectos de la coagulación. También se utiliza por la industria farmacéutica para la elaboración de vacunas y algunos medicamentos. Se almacena hasta 2 años congelado.
  • Plaquetas: Son corpúsculos celulares pequeñas que inician el proceso de coagulación. Se utilizan sobre todo en pacientes con cáncer y trasplantes de órganos. Se almacena a 22 grados durante 7 días.
  • Análisis: A la vez que la sangre se fracciona, se realizan análisis para identificar el grupo sanguíneo, Rh, y detección de enfermedades infecciosas. VIH, VHB, VHC, Sífilis. Importante: estos análisis no detectan infecciones contraidas recientemente por el periodo ventana. No dones sangre si piensas que puedes estar infectado.

¿Puedo contraer alguna enfermedad donando sangre?

NO. La donación de sangre se realiza utilizando materiales estériles de un único uso, por lo que no es posible contraer infecciones mientras dona.

¡No olvides!
  • Cuando donas, tres personas se benefician de tu donación.
  • Recuerda que tu donación es necesaria a lo largo de todo el año. Se puede donar cada 2 meses, con un máximo de 4 donaciones al año los hombres y 3 las mujeres.
  •  Sí puedes donar con la menstruación, si tomas anticonceptivos orales o has tomado una aspirina y/o antinflamatorio.
  • Por el momento no puedes donar si  has sufrido una intervención quirúrgica (debes esperar una semana en el caso de cirugía menor y cuatro meses en el caso de cirugía mayor), si has tenido fiebre (hay que esperar quince días tras su resolución), si te has hecho tatuajes, pendientes, etc. (debes esperar cuatro meses), si has realizado viajes a países tropicales recientemente, y si has realizado cualquier actividad o conducta de riesgo (intercambio de cuchillas, jeringuillas, cepillos de dientes; mantener relaciones sexuales sin la utilización de preservativos, etc.)
  • No puedes donar si  eres enfermo de hepatitis B o C, SIDA, Sífilis y todas aquellas enfermedades que se transmiten por sangre, o diabético insulinodependiente o epiléptico.

Ahora que ya sabes lo indispensable ¿qué esperas para donar sangre?

3 comentarios:

  1. Una entrada muy informativa y didáctica, y sobre todo, muy necesaria. Yo no puedo donar sangre, tengo una enfermedad crónica y tomo millones de medicamentos. De hecho, puede que en cualquier momento necesite yo las donaciones XD. Por eso agradezco tanto que se fomente la donación.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también aprendí bastante con esta información, espero que nunca necesites de una donación de ser posible. Un abrazo!

      Eliminar
  2. Está muy bien esta entrada ;) la verdad que yo llevo años donando sangre y sí es algo muy necesario, sobre todo de aquellos tipos que son tan especiales.

    Un besiño

    ResponderEliminar

Vintage© por Belén Vieparoles :: Plantilla optimizada para Mozila y Chrome :: 2012