Forbidden - Tabitha Suzuma

·
«No podemos. Si empezamos, ¿cómo vamos a pararlo?»
Lochan y Maya siempre se han sentido más amigos que hermanos. Ante la incapacidad de cuidarlos de su madre alcohólica y la ausencia de un padre que los abandonó, los dos jóvenes deben hacerse cargo de sus tres hermanos menores y esconder su situación a los servicios sociales, porque ninguno de los dos es mayor de edad. La responsabilidad que comparten y las dificultades a las que se enfrentan les unen, hasta empujarlos a enamorarse. Ambos saben que su relación está mal y que no debe continuar, pero al mismo tiempo no pueden controlar sus emociones y la atracción que los domina. 

Una impactante, desgarradora historia de un romance tabú que es tan absorbente como controvertida. Mientras la novela se encamina hacia un final explosivo y sorprendente, solo una cosa es cierta: un amor tan devastador como este no tiene final feliz.
 Nunca había leído algo acerca del incesto, y al no ser un tema explotado por su elemento tabú, despierta curiosidad, y más tomando en cuenta el género literario al que pertenece el libro. Inicie la lectura sin ninguna expectativa, había leído criticas buenas pero, estoy algo acostumbrada a ellas; he aprendido a nunca, nunca, nunca confiar en criticas extremadamente positivas, y más si el mismo libro tiene otras criticas tachándolo de basura. Así era con Forbidden, criticas que lo dejaban por lo alto, otras que lo pisoteaban y escupían.

Tenemos una familia disfuncional conformada por una madre alcohólica obsesionada con lucir más joven de lo que es, e interesada infinitamente más en su nuevo novio que en sus cinco hijos. Los niños han quedado casi que por su cuenta, y es así como los mayores,  Lochan de 17, y Maya de 16, han jugado el papel de mamá y papá de la casa, ellos son quienes cuidan a los niños, los llevan al colegio, velan por ellos si están enfermos, en fin. Como adolescentes que son deberían estar preocupados de fiestas, amigos, los estudios, no obstante, no pueden darse ese lujo, porque si servicios sociales descubre que su madre es una total negligente, los separarán. Es así como Lochan y Maya montan un teatro sobre un escenario a punto de derrumbarse.

"El hombre de la casa" como es llamado Lochan por su propia madre, está lejos de ser un chico normal, él técnicamente no posee vida social, no tiene amigos, es un raro en su preparatoria, y como si fuese poco ni puede hablar en público, pero eso sí, es tremendamente inteligente. Lochan encuentra un respiro en sus hermanos problemáticos, pero sobre todo en su mejor amiga, su hermana Maya. Mas por una serie de acontecimientos el chico se percata de que no es un amor fraternal, que es más que eso, y para su goce y horror es correspondido por su hermanita.

No soy una persona prejuiciosa, y si bien el incesto entre hermanos es condenado social y penalmente, no es como si me repugnase o algo por el estilo; mientras sea consensual cada quien con sus pleito ¿no? Tomando en cuenta la situación, el aislamiento del protagonistas, y los problemas delegados, la autora justifica la conducta psicológicamente. Ambos protagonistas fueron obligados a tomar papeles que no les correspondían, ellos parecían más una joven pareja con tres hijos que un par de hermanos. Por donde lo mires no hay una causa fuerte para que el lector sienta desagrado, o asco hacia ellos como tal. A partir de ahí se tiene una buena base.

Aunque los hermanos mayores alternan narraciones capitulo tras capitulo, el más desarrollado fue el personaje de Lochan. Un chico con ansiedad social, que irónicamente es bastante guapo pero todo un rarito; la novela gira en torno a él, es el que más sufre, el que más responsabilidad tiene, el más trastornado mentalmente, el que peor final tiene, me causo mucha lástima este personaje. No sentí a Maya para nada, creo que es un personaje plano, que ve todo demasiado simple. La madre se gana el papel de incompetente del año, y del resto Kit, el marihuanero de 13, y los mocosos de Willa y Tiffin agregan ese toque de caos familiar. Puede que sea una familia rota llena de tópicos, pero el ejemplo es tan clásico que funciona.

En general la lectura es desordenada, sin rumbo. Se gastan paginas y paginas en descripciones, y comparaciones sin sentido. Es atosigante, como si se quisiera llegara a ser profundo o poético en detalles irrelevantes pero no funciona, es hasta ridículo. Tú sólo te desconcertarás con tanto bla, bla, bla que ni al caso va. Luego de que sales de la tormenta del intento pseudo retórico, nos chocamos con una gran cantidad de drama.

Si bien, es algo rápido el como los hermanos aceptan su amor, el lenguaje redunda en exceso de figuras literarias, y pareciese que estuvieses leyendo de vez en cuando una novela Bianca, no fue tan malo como creí que sería. La verdad es que estamos frente a una lectura entretenida, que logra despertar la empatia del lector. El final, en definitiva lo ha hecho lo mejor que pudo, te genera sorpresa, y crea en tu cabeza la impresión de ¡oh, cosas peores y más aburridas he leído que ésta!

5/10



La sirenita - Hans Christian Anderse
Hace muchos vivían en su palacio del fondo del mar, seis princesitas, con su abuelo, el rey del mar. Todas eran bellísimas, aunque la más bella era la menor, y no tenían pies, su cuerpo terminaba en cola de pez. A la princesa menor, lo que más le gustaba era oír hablar del mundo de los hombres, y al cumplir los quince años, le permitieron salir a la superficie, y encontró a poca distancia un gran barco; con sus marineros celebrando una fiesta, con música y canto. Se acercó y vio un hermoso príncipe, de grandes ojos negros. Sucedió una tormenta horrible y el navío se hundió en las profundidades del mar. La sirenita salvó al príncipe, que se encontraba casi ahogado, depositándolo en la playa, cercana a un gran palacio. De nuevo en el fondo del mar, buscó a la bruja marina, pues quería librarse de la cola de pez, y en lugar de ella tener dos piernas enamorar al príncipe. Aquella, le pidió a cambio su voz y le preparó un brebaje, pero le advirtió: “ si no conquistas su amor y él se casa con otra, te convertirás en espuma de mar”.
  La sirenita es un cuento muy corto, me sé la historia gracias a la película de Disney, y qué raro, Disney ha cambiado y dulcificado el relato a los extremos. No hay mucho que contar, la narración está llena de descripciones y detalles omitidos de la versión popular, además posee un tinte más oscuro y algo adulto.

Acás nuestra princesa no es chispeante o llena de personalidad, su único sueño era salir a la superficie y posterioremente conquistar al principe para los cual pasa por un proceso dolorosamente gráfico. Ella lo abandona todo, y sabemos que el principe la deja. Pero ¡JA! ¡qué no me vengan los portales de curiosidades diciéndome que se convierte en espuma!  Spoiler ¡doble ja! sí, se convierte en espuma pero puede tener lo que tanto soño si esparce su bondad por cierta cantidad de años, así que al final, no es tan feo como lo pintaban  Spoiler.

8/10

2 comentarios:

  1. Me encantan los cuentos...voy a leer la Sirenita!!
    Pao...tu blog adorable como siempre! UN beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo una lista larga de cuentos por leer, tal vez dentro de poco publique mi opinión de otros, y gracias :)

      Eliminar

Vintage© por Belén Vieparoles :: Plantilla optimizada para Mozila y Chrome :: 2012