Consejos para desestresarse

·

Verán, soy una persona muy responsable. Para mí las cosas deben estar siempre al orden y deben cumplirse tal cual ha estado planeado. Si bien esto te ayuda a alcanzar metas, puede que te haga molestar por cosas por lo que los demás no lo harían. Por ejemplo, si debo hacer un trabajo en grupo para la universidad y el grupo no ha hecho su parte para hoy en la mañana, cuando el trabajo se entrega hoy en la noche, entonces eso me pone la cabeza grande, y muy tensa. Osea me estreso.

No sólo te puedes estresar en situaciones como ésta, sino también en otras como en el trabajo, el exceso de actividades, los errores que cometemos el día a día. Existen un montón de razones para estresarnos. Inclusive algunas veces envidio a aquellas personas que viven su vida tan felices, sin complicaciones, y aparte todo les sale bien. 

Sí, los envido mas no desearía ser como ellos completamente porque es bueno el preocuparnos por las cosas en su correcta medida. Es más sabían que estudios en psicología han comprobado que nuestro cerebro no necesita de mucho para cambiar la frecuencia del estrés “malo” al estrés “bueno”. El estrés bueno es aquel que nos mantiene alertas, listos para la acción y atentos para tomar las decisiones pertinentes. El malo, es aquel que nos agobia, nos cansa y no nos permite pensar ni actuar. Todo comienza ahí, en el cerebro, así que desestresarlo se ubica entre los requisitos más importantes para conservar nuestra salud física y psicológica.


Tenemos que practicar actividades que nos relajen, y lo gracioso es que son tan sencillas que te preguntaras cómo no se nos ocurrió antes. De la mano de Paula Ortiz Vidal  y el artículo 40 maneras para desestresarte lo aprenderemos.


1.          Analice qué ocurre. Es fundamental saber qué nos está ocasionando estrés para poder tomar medidas en el asunto, y evaluar, racionalmente, de qué forma estamos reaccionando para evitar conductas que perpetúen el problema, asegura la psicóloga Cristal Palacios.

2.           Organice su tiempo. Para no andar con “corre-corres” que lo mortifiquen páutese horarios de trabajo y de relajación, de acuerdo a sus prioridades.

3.           Abuse de la risa. En YouTube sólo basta poner “videos divertidos” para ver las más absurdas situaciones, caídas y encuentros. Si no tiene cerca una computadora con Internet, disfrute de la televisión. Si sintoniza Warner Channel, seguro estarán pasando por enésima vez un capítulo de Friends.

4.           Lea. Esto le ayudará a distraerse, pero busque libros de ficción que resulten un escape de la realidad en la que vive.

5.           Escuche música que lo relaje. Deje que lo transporte al lugar donde quisiera estar o lo conecte con algún grato recuerdo. Peter Janata, de la Universidad de California, Davis, recientemente descubrió que ciertas melodías pueden activar la corteza prefrontal media del cerebro, provocando que despierten respuestas intensas producto de la memoria asociada a dicha música.

6.           Amenice sus actividades. Evite que estas se hagan pesadas y fastidiosas. Si la voz de alguien en la oficina le molesta y no lo deja trabajar, colóquese unos audífonos y escuche música o la radio.

7.           Respire correctamente. Esto permite la buena oxigenación de todas las células del cuerpo, por lo que en momentos de agitación y ansiedad es recomendable concentrarse en respirar pausada y profundamente. Swami Kriyananda, fundador de un movimiento espiritual mundial conocido como Ananda, asegura que cambiar la respiración puede cambiar el estado mental.

8.           Dé una pequeña caminata en momentos de presión. Aléjese del objeto/situación causante del estrés.

9.        Cuide la alimentación. El triptófano es un aminoácido básico para la nutrición humana que promueve la liberación de serotonina (un neurotransmisor que regula el sueño y el placer), por lo que controla la ansiedad, el insomnio y el estrés. Es abundante en huevoslechecereales integrales (arroz pardo, trigo, avena, centeno), chocolatedátilesgarbanzos, maní y semillas de girasol y calabaza. ¿Ya entiende por qué las dietas provocan mal humor? La serotonina también contribuye a regular el apetito evitando la ansiedad por comida.

10.        Coma chocolate. Aunque está en la razón anterior, vale la pena repetirlo.

12.        Piense en situaciones de calma. Una vez lejos del problema, trate de imaginar algo ameno y que disfrute, que podría calmarle.

13.        Piense positivo. Norman Vincent Peale es el autor de la Teoría del pensamiento positivo, según la cual, alejar los pensamientos de cólera y culpabilidad, contribuyen a curar el cuerpo. Generarse este hábito podría evitar el sufrimiento de episodios de estrés y desesperación.

14.        Confíe en la sabiduría popular. “Al mal tiempo, buena cara”.

15.        Disfrute de un té relajante o una manzanilla. La valeriana, la flor de azahar y el tilo también tienen propiedades tranquilizantes. Sin embargo, el café o las bebidas de cola contienen cafeína que altera el sistema nervioso ¡Evítelos!

16.        Haga ejercicio. Libere el exceso de energía y disfrute sentirse bien y sano. Trote o inscríbase en alguna actividad que periódicamente le permita liberar el estrés de la semana.

17.        Desperécese durante la jornada laboral. ¡En el trabajo también puede ejercitarse! La psicóloga explica cómo: respire profundamente y vaya contrayendo y relajando cada músculo que reconozca en su cuerpo, desde los pies hasta llegar al rostro. Nadie tiene por qué notarlo.

18.        Golpee algo (no a alguien). Aunque es preferible evitar esta técnica si se está en público o si la molestia es con alguna persona en particular, más si se trata de su jefe, de esta forma puede descargar la ira que en determinado momento le afecta la tranquilidad emocional.

19.        Amase un muñequito de goma. Si no puede golpear a su jefe (como es obvio) y no tiene un saco de boxeo cerca, utilice juguetes desestresantes que suelen ser blandos para aplastarlos entre las manos como respuesta natural de la ansiedad típica del estrés. 





20.        Converse. Si existe alguna situación de tensión con una persona en específico, dialogue sobre las posibles soluciones y no se vaya a la cama con el problema sobre los hombros.

21.        Tenga un hobbie. Ocupe su tiempo libre con actividades que disfrute y que quizás había abandonado.

22.        Considere terapias alternativas. La arte-terapia es una forma de psicoterapia en la que se utilizan diferentes técnicas de expresión creativas no necesariamente asociadas a un solo tipo de arte, con el propósito de disfrutar el proceso. Además, como explica la psicóloga Palacios, el hecho de que la actividad esté guiada por una especialista, se permite la identificación de la causa para establecer un tratamiento particular.

24.        No postergue la solución. Cuando los síntomas de estrés aparecen (fatiga, opresión, inquietud, ansiedad entre muchos otros) actúe. “No espere a ir al gimnasio para llegar a la casa medio desconectado”, explica la psicóloga.

25.        Desacelérese. El escritor Fedosy Santaella asegura que es necesario disfrutar el proceso más que el resultado. Esto, además de hacernos más creativos, nos evita la presión del tiempo en nuestra contra.

26.        Estírese. “El cuerpo humano no está hecho para pasar muchas horas sentado”, señala la psicóloga, por lo que recomienda pararse cada hora durante la jornada laboral y mover un poco el cuerpo.

27.        Tome una ducha. Disfrute un buen baño alternando el agua caliente y fría. Esta técnica se utiliza en la hidroterapia para aprovechar las ventajas de ambas temperaturas, ya que incrementa el riego sanguíneo y relaja.

29.        Duerma. En promedio, dormir 8 horas al día le hará sentir más descansado y le brindará mayor productividad. Según investigadores de la Universidad de Warwick, en Reino Unido, dormir menos de 6 horas al día también incrementa las posibilidades de muerte prematura, pero más de 9 horas tampoco es beneficioso para la salud. Su organismo, especialmente su sistema nervioso, se lo agradecerá.

32.        Abandone los vicios. Necesitar constantemente alguna sustancia o alguna actividad, provoca ansiedad (íntimamente ligada al estrés) ante la falta de esta. No dependa de sustancias como drogas, alcohol o tabaco que dañan el organismo.

33.        Siempre puede corretear a las palomas en la plaza. Si no se desestresa haciendo volar a estas aves como cuando era un niño en cualquiera de las plazas de su ciudad, de seguro quedará lo suficientemente cansado como para dormirse sin pensar en el problema que lo aqueja.

36.         Rodéese de gente que le favorezca. Reúnase frecuentemente con familia y amigos que lo animen y no le representen problemas o inconformidades, sino momentos de diversión y esparcimiento.

38.        Sea caritativo. Ayudar a otros puede hacerlo sentir bien y evitar sentimientos autodestructivos. “Halla el tiempo de leer. Halla el tiempo de ser amigo. Halla el tiempo de trabajar. Es la fuente de la sabiduría. Es el camino de la felicidad. Es el precio del éxito. Halla el tiempo de practicar la caridad. Es la llave del paraíso”, dijo la Madre Teresa de Calcuta.

39.        Adopte una mascota. Considere el tiempo que dispondrá para su cuidado como un escape a su día a día y déjese cautivar por las alegrías que un animalito puede traer a su vida.

40.        Tenga voluntad y recompénsese. Cada vez que aplique alguna técnica para combatir el estrés, regálese un placer, por pequeño sea lo motivará a estar atento a este flagelo.


~ Faltan números porque coloque los más importantes a mí parecer, si desean leer los faltantes visiten el artícul original.

2 comentarios:

  1. Ahora que se avisan los exámenes finales, tendré tus tips más en cuenta que nunca n_n

    TU BLOG ES HERMOOOOOOOOOOOOOOOSO ♥ Kitty Power!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah! lo exámenes finales son un tooormento, menos mal que a mí me faltan unos buenos meses para ellos. Suerte con eso!

      Eliminar

Vintage© por Belén Vieparoles :: Plantilla optimizada para Mozila y Chrome :: 2012