Reseña: Inuyasha

·

Todos es algún momento hemos visto un anime. En la mayoría de los casos los veíamos y ni sabíamos acerca del término pero no podíamos perdernos un capítulo de una supuesta "comiquita china". Así me pasó con Inuyasha, es uno de esos programas de la infancia que nunca finalice de ver porque sus interminables capítulos no llegaron a ser trasmitidos por el canal de televisión por el cual lo seguía.

Aprovechando que tenía algo de tiempo por fin vi por completo este pedacito de mi niñez.

Sinopsis
Durante el periodo Sengoku, un medio demonio (hanyō) llamado InuYasha roba la perla de Shikon con el objetivo de convertirse en un demonio completo (yōukai). Sin embargo, su plan es frustrado por una sacerdotisa llamada Kikyō quien, utilizando sus últimas fuerzas, le dispara una flecha con sus poderes, clavándolo en el árbol sagrado (Goshinboku); dejándolo paralizado y dormido por 50 años. Posteriormente la sacerdotisa, antes de morir, pidió que su cuerpo fuera quemado junto con la joya . Luego de 500 años, en el Japón actual Kagome Higurashi, una adolescente de 15 años, sale de su casa hacia la escuela y, en pleno acto, su gato desaparece junto al pozo que se ubica en el templo de su casa. Al buscarlo ahí, un demonio ciempiés sale del interior del pozo y transporta a Kagome a la época feudal, 500 años atrás. Allí, al descubrirse que poseía poderes especiales, se le considera la reencarnación de Kikyō y se le entrega la perla de Shikon con el objetivo de custodiarla y seguir con la labor de la muerta sacerdotisa. Lamentablemente, en un incidente provocado por un cuervo la joya fue destruida en miles de fragmentos, que cayeron en distintas partes de la región. Debido a esto, InuYasha, ahora despierto y liberado, junto a Kagome tienen la misión de recuperarlos antes que monstruos malignos se apoderen de ellos, lo que provocaría varias catástrofes.
InuYasha es una serie de manga escrita e ilustrada en el año 1996 hasta su fin en 2008 por Rumiko Takahashi, y con adaptación al anime dirigida por Yasunao Aoki y Masashi Ikeda. El manga comenzó a ser publicado por la editorial Shōgakukan, en la revista semanal japonesa Shōnen Sunday; hasta su final en junio de 2008 con un total de 558 compilados en 56 volúmenes. Mientras que la adaptación al anime constó de 167 capítulos trasmitidos desde el 2000 hasta el 2004. Posteriormente, la serie de anime se reanuda en 2009 hasta el 2010 para dar el cierre definitivo a la adaptación, renombrándose InuYasha Kanketsu-hen.

Tanto el anime como el manga han alcanzado un gran éxito dentro y fuera de Japón. En el año 2002, el manga de InuYasha obtuvo el premio Shōgakukan en la categoría shōnen (joven). En el ranking publicado por TV Asahi de las mejores 100 series anime de 2006 (con base en una encuesta online en el país), InuYasha alcanzó el puesto veinte.

Puede contener spoiler

Es increíble como puedes modificar un recuerdo a tu conveniencia. Esto es algo ocurrente que me sucede a cada rato, constantemente creo recordar algo como maravilloso y glorioso; y ciertamente si me lo vuelven a mostrar, no lo es tanto. Este es el caso de Inuyasha, y supongo que tal vez unos cuantos discrepen conmigo pero ciertamente he quedado algo anonadada, es como si hubiese visto una serie en total distinta en mi niñez. 

Sin embargo, lo he razonado, y es de lógica concluir que mis gustos han cambiado y espero mejorado. Mas, no es como si quisiera pisotear esta historia porque tiene características muy buenas, es sólo que ahora al verla luego de tal vez una década mi perspectiva de ella ha cambiado radicalmente.

Me enfocaré en la serie de anime porque tengo entendido que ésta es fiel al manga. Así que, ahí estaba yo viendo los 167 capítulos de digamos la primera temporada. Comenzando con la trágica, desdichada, turbulenta relación de amor/odio entre Inuyasha y Kikyo, la aparición de Kagome, la formación del elenco principal, los breves enfrentamientos de Inuyasha con su medio-hermano Sesshomaru, y por su puesto las misteriosas intenciones del malo malote de la trama Naraku. Esto unido a historias randoms independientes (unas curiosas, otras tristes, o graciosas) hacían una excelente mezcla. Era difícil cansarse pero luego eso fue exactamente lo que sucedió. Inuyasha es molestamente repetitivo, es como el ciclo sin fin: historias aleatorias + aparición de Kikyo o Sesshomaru + aliado de Naraku + derrota de aliado de Naraku pero ¡ups! él sigue en las sombras. 

Es insoportable, y siendo honesta me saltaba capítulos sí porque sí y no me perdía de nada, entonces Inuyasha es en gran parte relleno. El termino "relleno" no quiere decir que precisamente sea malo, sólo que no es una serie para ver en pocos días, y mucho menos para sorprenderse por los radicales cambios argumentales. Bastante lineal, y predecible. Conozco a muchos espectadores que disfrutan de lo lineal y predecible, lo cual no critico (y sé que es la formula millonaria del mundo shonen) pero en lo personal, esto me decepcionó en realidad.

 

No sé si era cosa mía pero en general vi una disminución de la pasión que creía vería en la historia. Yo de pequeña suspiraba por  Inuyasha y Kagome, yo estaba frustrada por la pobre Kagome con su amor no correspondido. Pero ahora que he vuelto a ver la serie, los que me caían mal me cayeron bien, y los que me caían bien me cayeron mal. Para ser más especifica:

1. Los que me caían mal que empezaron a caerme bien
  • Kikyo: Odiaba a Kikyo, no sabía por qué pero me decía que tenía que ser muy mala para que mi inocente mente de 10 años odiara a un personaje de ficción. ERROR. Lo que vi en Kikyo fue a una mujer lastimada y herida, resentida por ser asesinada siendo tan joven y buena. Ella era de los demás y no se pertenecía a sí misma, cuando por fin logra algo de felicidad propia... Las razones por las que es ampliamente odiada es porque se interpone entre los protagonistas (lo cual es tonto), y porque es (lo acepto) mala y mezquina en sus primeras apariciones; pero a lo largo de la historia se ve como sigue ayudando a los más necesitados, y como va madurando, recuerden que era casi una niña también. La entiendo, y me parece uno de los personajes femeninos más elaborados aquí.
  • Sesshomaru: No es que lo odiase, es que simplemente vi pocas apariciones de él (en los primeros capítulos). Para ese entonces no es que hubiese mucho que gustar de Sesshomaru, era un altanero y frígido. Luego de que sus intenciones y modo de operar fueron revelados, se te hace imposible no querer al personaje. En conclusión, Sesshomaru es demasiado cool como para odiarlo.

2. Los que me caían bien que empezaron a caerme mal
  • Kagome: Me gustaba hace 10 años, ahora tan sólo preguntenme qué clase de sentimientos despierta en mí. La consigo tan chillona, inmadura y abusiva, con abusiva me refiero al uso desmedido del collar con el conjuro de Inuyasha (claro, es gracioso que pueda golpearlo/tumbarlo cada vez que quiera por tonterías porque es hombre ja-ja que gracioso). No me gustó que estuviese en plan Magdalena por Inuyasha, y tampoco su extrema inutilidad, sí, sí en la batalla final fue la heroína pero ¿y el resto? Hasta Kikyo siendo un cadáver de barro podía ser más útil que ella.
  • Koga: Era quien hacía poner celoso a Inuyasha y bien, era divertido pero mientras más aparecía más la regaba, y ¿adivinen? Inuyasha tenía que ir a rescatarlo porque Kagome se lo pedía. 

Así como hubo capítulos con comportamientos muy idiotas (a lo telenovela venezolana / mexicana casi que una mega fusión) también hubieron  capítulos hermosos, significativos y cómicos. Puede que haya mencionado cosas negativas del anime pero eso no le quita el significado a la obra, lo importante que fue y es en la actualidad. Y a pesar de que no soportaba a Inuyasha x Kagome y en más de una vez tenía mi mano en mi frente, si lo pasarán por la televisión lo vería porque es un anime entretenido y que despierta una nostalgia irrevocable.

 Y para finalizar:

Top personajes favoritos:
1. Sesshomaru
2. Kikyo
3. Kagura ( Porque su última escena es inolvidable y a mi opinión la más conmovedora de la serie)
4. Inuyasha (lol)
5. Jaken (era verde, enano y capaz olía mal pero seguía siendo más útil que Kagome)

10 comentarios:

  1. Haces demasiados spoiler jolines que yo aún no le he visto y la quiero ver. Por otra parte desde siempre la he tenido como anime pendiente en mi larga lista de animes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh lo siento, supuse que no había sorpresa en la historia por se tan vieja. Pero ya coloco el cartelito de spoiler para que alguien más no sufra como tú.

      Eliminar
  2. Lo veía de pequeña y lo recuerdo con mucho cariño, es por eso que quiero mantenerlo así, no quiero volver a verlo y que me decepcione.
    ¡Un beso!
    Pd: Yo adoraba a Sesshomaru, se me hacía un personaje ideal <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueeee lo hecho está hecho. A mí no me queda de otra que resignarme con lo que vi xD

      Eliminar
  3. amo esa anime, y si llega a ser fastidioso (tambien me saltaba unos capitulo he de admitir ) pero, igual para mi fue uno de los mejores dibujitos que pude ver en mi infancia c:

    y si kagome es muy chillona xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que al ser visto de tan pequeños se volvio una parte de la niñez para algunos. Sí y sí nunca llegaré a poder con Kagome.

      Eliminar
  4. En primer lugar Kagome es el personaje femenino mas bakan de la serie (También Sango) y Kikyo es la mas odiada porque entorpece en toda la serie la relación entre Inuyasha y Kagome todos lo saben ACÉPTALO!!! porfa investiga un poquito mas antes de escribir estos comentarios

    ResponderEliminar
  5. Yo de chica odio ver inuyasha yo de grande amo ver inuyasha jaja me doy risa

    ResponderEliminar
  6. ¿Kikyo es un personaje injustamente odiado? Demasiado, diría yo, pensando en una cantidad preocupante de fanes obsesas que están clavadísimas a la serie y que no se fijan en aquel episodio en que Kikyo admite que su amor por Inuyasha no puede renacer por lo marchitado que está. El perro, sin embargo, seguía con las nariz cada rastro de Kikyo, por más escondida que esta andubiera ¿dónde quedó su dignidad?. Kikyo es un personaje demasiado trágico, y estoy deacuerdísimo con tu punto acerca de ella. Es verdad que la serie es repetitiva y cansina, por con toda esa motivación amorosa es bastante rescatable, y hasta psicológica, de cierto modo no tan exaltado. No se encuentra entre mi lista de mis series de la infancia, pues más bien es de mi adolescencia, y es el caso alterno de series que si son de esa lista, y que al verlas hoy me provocan verguenza (hola, Dragon Ball Z), quizás porque con elo tiempo me dí cuenta de que su calidad argumental y técnica no son las mejores, pero no las descuartizo, pues son demasiado significativas y llaman a mucho fan obseso que se puede molestar. Volviendo a Inu: ¿Me molesta Kagome? Diría que no. Así como Kikyo estaba motivada por el rencor, y luego por la resignación y querer descansar en paz definitivamente, Kagome era un personaje que se justificaba por su adolescencia; sus rabietas irracionales, sus celos, sus decaidas... era una quinceañera alfin, y podemos ponernos perfectamente en su lugar si lo queremos. Si, era un peronaje demasiado impotente durante las batallas, pero no se compara con Koga ¡Ah personaje tan innecesario!. Personajes que podría haber odiado les guardo cierto cariño, quizás por el buen doblaje mexicano de la serie, pero eso lo guardo en otro contexto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y no puedo Greer q odiava a sesshumaru y kikyo y no permitire q hable mar de kagome y koga

      Eliminar

Vintage© por Belén Vieparoles :: Plantilla optimizada para Mozila y Chrome :: 2012