Mini-reseñas de clásicos literarios II

·
Hoy traigo la segunda entrega de mini-reseñas de clásicos literarios (la primera la puedes ver acá). No tengo mucho que decir sólo que esta semana que ya termina la ocupe leyendo estos libros, la mitad de las obras son cortas así que pude acabarlas en poco tiempo. Su lectura me hizo tener ese tipo de placer que sientes al gastar tu tiempo en algo de buena calidad. Qué más puedo decir, otra vez saqueando la vieja biblioteca de mi abuela.

Canción de Navidad - Charles Dickens 
"Canción de Navidad", escrita por Dickens, quizá, como una fábula moral para una época y una sociedad determinadas –Inglaterra en la «era victoriana»–, ha trascendido todos sus límites para convertirse en una historia capaz de conmover a los lectores más exigentes de todos los tiempos y de cualquier edad. Con este cuento fantástico, Dickens crea el prototipo del avaro, gruñón y egoísta –Ebenezer Scrooge– y, además, impregna para siempre estas fechas del «Espíritu de la Navidad»: ese deseo de hacer el bien, que nos enseña cómo nunca es tarde para cambiar nuestras vidas y, lo más importante, para ayudar a los demás. Por eso es imposible leer esta obra maestra sin que nos «recorra un escalofrío de emoción».

La única forma que encuentro para que no hayas escuchado nunca sobre Canción de navidad es que vivas en una de las fronteras de Narnia.

Aprovechando que ya casi diciembre llega otra vez (que rápido ha pasado el año) comencé a leer el cuento del señor Dickens, sabia de sobra que no habría sorpresas y es que me sé la historia  gracias a la adaptación de Disney Una Navidad con Mickey (1983) ¡Dios! como amo esa película me la conozco de pies a cabeza. Dejando a un lado mi amor por el viejo Disney me concentré en la lectura de uno de los cuentos navideños de carácter universal.

Canción de navidad tiene como protagonista al viejo Ebenzer Scrooge. Un hombre solitario, amargado y tacaño que la pasa especialmente mal en la navidad ¿por qué? porque odia todo lo referente a la fecha: la alegría, los villancicos, el gasto excesivo de dinero y el día libre que le da a su mal pagado empleado Bob Cratchit. Esta navidad parece ser como todas las anteriores pero en la víspera se le aparece el espectro de su antiguo socio Jacob Marley. Él le explica que está condenado a un eternidad de castigos por su avaricia y que se le ha permitido advertirle acerca de su destino si sigue siendo como es. Le comunica además que tres espíritus lo visitarán:  el de las Navidades pasadas, el de las Navidades presentes y, finalmente, el de las Navidades futuras.

La obra se divide en tres partes: el prefacio (introducción a la personalidad de Scrooge), los espíritus (pasado, presente, futuro) y la conclusión (que relata la decisión de Scrooge ante las apariciones de la noche aterior). La ambientación está muy bien lograda, es como si estuvieses caminando por una calle nevada de Londres en pleno siglo XVIII, en gran parte se logra este efecto por las abundantes descripciones de los escenarios. 

El final con su enseñanza es la parte más bonita del libro. Según tengo entendido la literatura navideña no goza de gran popularidad fuera del público infantil, tal vez se deba al matiz moral que muchas veces toma, pero a mi forma de ver, la navidad es una época de reflexión y conciliación, anuncia el final de un año, un año menos de vida y un nuevo comienzo con el año venidero. No importa si no lo celebras por motivos religiosos o no lo haces de la forma "tradicional", lo que realmente tiene importancia es que puedes compartir con los tuyos, proponerte nuevas metas y disfrutar de ese ambiente de felicidad en el aire. Evidentemente para un niño la navidad no es lo mismo que para un adulto pero espero que entiendan mi cursi reflexión. E inclusive hasta entendí como mensaje subliminal que puedes ser un hijo de ---- toda tu vida, ser bueno los últimos 10 años y PATAPUM ir al cielo lol, mentira, mentira, es más bien algo como si eres tacaño serás millonario. . . Debería ofrecerme como voluntaria para leer cuentos a niños.

9/10

Memorias de Mamá Blanca - Teresa de la Parra

Las memorias de mama blanca reflejan con sumo y reflejado detalle la vida de Venezuela, pero una vida que comenzaba a declinar, por eso los episodios de esta novela están invadidos por un dejo nostálgico. Los episodios son múltiples y en ocasiones sueltos, pero aun así la obra tiene unidad temática y las personadas de cada capítulo tienen una evolución sicológica coherente. Las memorias están basadas en el recurso literario de unos escritos que, a manera de recuerdos, fueron dejados por la anciana mama Blanca, quien los dedica a sus hijos y nietos. La obra se presenta como una colección de cuadros y recuerdos "autobiográficos" velados por la añoranza de un edén, una naturaleza amable y sonriente, un "huerto cerrado" infantil y femenino, formado por las seis niñas y su madre.

 No, no leí esta novela por una tarea y si no lo he mencionado ajá, nunca me mandaron a leer una novela completa por obligación, y es que si lo hubiese hecho dudo que algo quedase en mi memoria. Pensando que me ocurriría un Doña Bárbara 2 (es decir, abandonar por no entender ni papa, esperate Bárbara Guaimarán que dentro de poco te lograré vencer) me atreví a iniciar su lectura y me encontré, lo que me encontré me dio una enorme sorpresa.

Memorias de Mamá Blanca nos relata la historia de una mujer que entrada ya en años y que luego de vivir en comodidad y con un esposo que la amaba infinitamente, ahora viuda y con una situación económica inestable se resguarda en su humilde casita añorando sus recuerdos. Un día una niñita interrumpe en la propiedad y así se convierte en la hija que nunca tuvo la anciana (sólo tuvo niños). Al morir deja sus memorias escritas y gracias a la niña son dadas a conocer.

Así nos transportamos al pasado de una niñita indomesticada que junto a sus padres y su pequeño ejercito de hermanitas gobiernan la hacienda Piedra Azul. La obra a partir de este momento se divide en ocho capítulos siendo la introducción titulada como Advertencia, estos son: Blanca Nieves y Compañia, Vienen visitas, María moñitos, Aquí está primo Juacho, Vicente Cochocho, Se acabó trapiche, Nube de agua y Nube de agita y Aurora. Además al final de la edición hay una pequeña lista de venezolanismos empleados, material de gran ayuda si me permiten decir.

La novela es amena y no es de esas lecturas en las que digas ¡Oh me la leí de un tirón! porque pienso que no está escrita de está forma. Para mí, la lectura fue (no empleo esta palabra a menudo pero hoy será la excepción) EXQUISITA. Sí, señores esta pluma es divina, sutil y altamente nostálgica. Son tantos los detalles en especial el uso de recursos literarios, cada vez que me chocaba con una metáfora mi piel se erizaba porque son simplemente hermosas. Me he enganchado con historias con más acción pero la forma en la que está escrita esta es tan perfecta y única.

Al referirme a nostalgia no quiero decir que llorarás sino que te reirás una barbaridad con las posibles coincidencias con tu niñez. La pequeña Blanca Nieves es una cosita salvaje, preguntona y dispuesta a morder y jalar de cabellos a los que se metan con ella. No es que me sientese identificada con tremenda niña porque fui más bien tranquila en mi niñez pero es inevitable reírse con ella. Su cotidianidad no sale de lo común pero es la forma en la que está escrita vuelvo a repetir.

Y el final, bueno no me refiero al final de la vida de la protagonista porque desde un inicio muere, sino el final de la infancia en Piedra Azul de Blanca Nieves y su familia, ese momento a pesar de carecer de alguna línea llamativa o memorable sigue siendo triste y sí otra vez la literatura venezolana me hace llorar y querer darme golpes en el pecho.

10/10

Casa de muñecas - Henrik Ibsen

Casa de muñecas, representada por primera vez en 1879, provocó gran controversia mundial al contar el rechazo de una mujer a seguir siendo una fútil muñeca sin autonomía para su marido. La protagonista, aparentemente es feliz con su marido y sus hijos. Sin embargo, un episodio sombrío se proyecta sobre su alegría. Nora se vio forzada años atrás a recurrir a una artimaña financiera para costear un viaje en salvaguarda de la salud de Helmer, su marido, al tiempo que su padre se hallaba moribundo. A medida que la tensión del conflicto va in crescendo, la monotonía burguesa de la protagonista se va convirtiendo en un nudo corredizo que va dejándola sin aire.

Casa de muñecas es una obra de teatro, escogí leerla sólo porque el título me gustaba y era una cosita muy delgada. No sabía de que iba, qué esperar siendo la primera obra de teatro que leía. Fue algo interesante y es que a lo largo de la lectura tu mismo debías sacar tus propias conclusiones ¿qué es lo que está pasando aquí? al darte cuenta de que va la obra sabes que debió ser un boom para la fecha en la que fue publicada.

Tenemos a Nora y a Torvald Helmer ellos llevan ocho años de casados. Proximamente a Torvald se le concederá el trabajo de su vida al ser nombrado director del banco. El logro rebosa de gran dicha porque esta familia había pasado por un mal momento económico sumado a una caída en cama que tuvo Torvald pero gracias a un préstamo por parte del difunto padre de Nora pudieron salir de la crisis y ahí tienen a los Helmer, una familia feliz que dentro de nada será millonaria.

Nora se nos presenta como una fiel esposa y buena madre, aunque al mismo tiempo me resulto un tanto atolondrada y propensa a ser de esas típicas esposas materialistas que gastan mucho dinero sin importar la fecha o situación. Hasta que con la llegada de Christina, Nora nos revela su gran secreto: el supuesto préstamo concedido por parte de su padre, en realidad fue concedido por el banco al falsificar la firma de éste. El secreto sigue siendo secreto, sin embargo, cuando entra en escena el señor Krogstad amenazando con revelar el secreto si Torvald llega a despedirlo (decisión que tiene entre ceja y ceja el futuro director del banco), a Nora sólo le queda quemarse el cerebro buscando una manera de que no abra la boca.

Me reí de mi misma en la escena final porque me sentí como si fuese Nora. Constantemente su amiga Christina le recomienda que le diga la verdad a su esposo, yo también apoyaba eso pero cuando de una manera u otra Torvald se entera ¡madre de Dios! en mi boca podrían entrar una decena de moscas. Nora cae en cuenta de su realidad y el título de la obra coge sentido. Me gusto porque las apariencias engañan y esta obra es la muestra perfecta de ello.

8/10

Scarlett - Alexandra Ripley


La inolvidable protagonista de Lo que el viento se llevó inicia en esta novela una tenaz búsqueda de la felicidad. Tara, las ciudades ocupadas por los yanquis, la Irlanda de los O’Hara y los caminos del dolor y el desamor son los escenarios en que se desarrolla la lucha de Katie Scarlett por dar un nuevo sentido a su vida. La joven muchacha se transformará en una hermosa mujer, independiente y ambiciosa como en su juventud, pero más humana y segura de sí misma.


Puede que la continuación de Lo que el viento se llevó no sea considerada como un clásico pero siendo la secuela  autorizada algo tiene que ver ¿no?
Aunque el final mítico que Margaret Mitchell le dio a su única novela fuese justamente lo necesario para convertirla en leyenda, aquellos que quedaron enamorados de esta tóxica pareja necesitabamos más y así luego de 55 años de la publicación de la historia original, en 1991 Alexandra Ripley saca al mercado Scarlett.

Iniciamos en el final de LQEVSLL más específicamente en el entierro de Melanie con un patético Ashley  que ha perdido las ganas de vivir y que le importa un bledo todo su porvenir. Scarlett ha prometido a Melanie cuidar de Ashley y es por esto que aún con todas las miradas de desaprobación en ella evita que Ashley se tire de cabeza a la fosa de Melanie. Aunque ella fue quien se encargo del servicio funerario y de evitar que alguien cometiese una locura la siguen mirando como una desvergonzada y no le queda de otra que tragarse sola su dolor porque Rhett ha cumplido y la ha abandonado.

El libro es casi tan largo como el original y se divide en dos partes, la primera se centra en la desesperación de Scarlett por el regreso de Rhett, esta parte es la redención del personaje porque no has conocido lo que es arrastrarse hasta que lees esto; y la segunda parte se centra cuando Scarlett viaja a Irlanda buscando un nuevo comienzo y a su tierra porque se da cuenta que Tara ya no es su hogar, Scarlett renace y madura como la mujer que muchos esperamos que fuese luego de la muerte de Bonnie.

La critica mundial escupió este libro, tachandolo de poca cosa e indigno de ser la secuela de una de las historias de amor más importantes de la literatura, sin embargo, aquí a su servidora le ocurrió lo mismo que con Hannibal, es decir, me gusto igual la secuela que la primera entrega. Mas no seria lo mismo por no ser la misma autora pero bueno ¿me hago entender?

Me encantooooooooooo y ese "me encantooooooooooooo" denota que habla una fanática de Lo que el viento se llevó, así que mi nota puede que no le guste a muchos pero yo no tengo la culpa de estar en el amor por Scarlett O´Hara.

9/10

2 comentarios:

  1. Guapisima te he nominado a un premio en mi blog si quieres pasate y lo veras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! muchisisimas gracias por la nominación, dentro de poco haré una entrada recibiendo el premio :D
      Saludos!

      Eliminar

Vintage© por Belén Vieparoles :: Plantilla optimizada para Mozila y Chrome :: 2012