Reseña: Westworld (2016)

·


Me gusta que las series actualmente estén a la par de muchas películas que van directo a las salas de cine. Que cuenten con el presupuesto y el talento tanto detrás como delante de cámaras, dignos de trabajos taquilleros. Por eso no es de extrañar que cada vez nos volvamos más exigentes acerca de lo que vemos en la pantalla chica.

Así, con toda la publicidad posible y las expectativas a millón, HBO nos presentó a la que tildaron como la sucesora de Juego de Tronos en materia de impacto y bla bla. Y en realidad, Westworld ciertamente es una de esas series que hace honor a su fama y popularidad entre el público. 

Sinopsis
Westworld (Almas de metal) está ambientada en un parque de atracciones futurista dirigido por el Doctor Robert Ford (Anthony Hopkins). Las instalaciones cuentan con androides cuya apariencia física es humana, y gracias a ellos los visitantes pueden introducirse en cualquier tipo de fantasía por muy oscura que sea.

La serie está ambientada en una película de 1975 del mismo nombre. Se trata de un nuevo y ambicioso proyecto que prepara HBO con la estrecha colaboración de J.J. Abrams (Star Trek, Revolution).

 El reparto artístico de Westworld está repleto de estrellas hollywoodienses, entre las que destacan: Anthony Hopkins (El silencio de los corderos) como el Dr. Robert Ford, Evan Rachel Wood (True Blood) como Dolores Albernathy, Ed Harris (El show de Truman) como El Hombre de Negro, James Marsden como Teddy Flood, Rodrigo Santoro como Harlan Bell, Jeffrey Wright como Bernard Low, Shannon Woodward como Elsie King, Angela Sarafyan como Clementine Pennyfeather, Igrid Bolso Berdal como Armistice y Eddie Rouse como Kissy.
Todo comienza con un planteamiento bastante interesante. ¿qué harías si por pagar la entrada a un parque temático estás en la libertad de matar, robar, violar a estos seres que parecen pero no son humanos? Desde allí presumimos que seguiremos la parte turbulenta del parque y más cuando nos den a entender, que no son simplemente máquinas.

El hecho de que androides comiencen a desarrollar sentimientos, es casi que una norma en el género. Pero por ser muy visto, igual puede tener potencial si se desarrolla en el entorno adecuado. Así pasa en Westworld, la idea de tener un espacio donde todo es posible, y en donde comienzas a sentir el sufrimiento de estas marionetas. 

De una vez nos plantearán varias historias paralelas. Todos ellas enfocadas en los tres tipos de personajes que hay en la trama según creo: los anfitriones, los visitantes y el personal que mantiene a flote el parque. La principal es la de nuestra protagonista indiscutible Dolores, que vaya que se ha ganado ese nombre, que es un androide, el más viejo fabricado. Dolores ha empezado a notar que algo no está bien, comienza a preguntarse qué es y por qué todo parece de pronto no cuadrar en su simple rutina de chica buena de pueblo pequeño.

De esta forma vamos conociéndo a más personajes como Maeve, otra anfitriona, que también comienza a notar cosas extrañas a su alrededor. Por supuesto, no puede faltar el turista que se encuentra en conflicto por todo lo sucio del lugar, William. Además tenemos a la mente maestra tras todo este lío, el doctor Ford (💓 a Hopkins siendo Hopkins ) y su ayudante Bernard.

Confieso que tardé en verla porque eso de que fuera ambientada en el viejo oeste... mmm , no me agradaba, pero no podía estar más equivocada. Con cada capítulo nos enterábamos más y más de todo lo que había detrás del parque, de recuerdos reveladores y de pequeños detalles que iban enriqueciendo la perspectiva que nos vamos formando como espectadores. En este tipo de series, las sorpresas son un recurso infalible, y se tuvieron. Sobretodo los últimos capítulos, cuando todas esas cosas que creía incongruencias, terminaron no siendo.

 Recuerdo que los últimos episodios fueron realmente buenos, y mejor, todavía te dejaron con el corazón en la boca por saber qué más pasará a continuación en la segunda temporada. Aunque, la verdad, no sé que tipo de sucesos pueden hacer continuar la calidad de la serie, porque en cierta forma la note terminada. Pero, veamos cómo continuará en su segunda temporada.

Contras. Nada es perfecto y siempre habrán detalles. En el caso de la serie, hay unos cuantos detalles que debo comentar. Por ejemplo, las escenas de exteriores, sobretodos los planos panorámicos de los primeros episodios se veían algo falsos, algo que fue arreglándose al ir avanzado, si bien recuerdo. 


Particularmente, me pareció que el desarrollo del personaje de Maeve fue incorrecto, y más la actitud de aquellos que se toparon con ella. Otro detalle es que puede que a algunos espectadores le molesten ciertas frases que pueden caer en lo cursi o "filosóficas banales", lo digo porque lo he leído y sí es cierto, sin embargo, para mí eran aceptables.

Pero en total, una serie que vale la pena ver sí o sí.

2 comentarios:

Vintage© por Belén Vieparoles :: Plantilla optimizada para Mozila y Chrome :: 2012