El cuaderno de Maya - Isabel Allende

·

«Soy Maya Vidal, diecinueve años, sexo femenino, soltera, sin un enamorado, por falta de oportunidades y no por quisquillosa, nacida en Berkeley, California, pasaporte estadounidense, temporalmente refugiada en una isla al sur del mundo. Me pusieron Maya porque a mi Nini le atrae la India y a mis padres no se les ocurrió otro nombre, aunque tuvieron nueve meses para pensarlo. En hindi, maya significa “hechizo, ilusión, sueño”, nada que ver con mi carácter. Atila me calzaría mejor, porque donde pongo el pie no sale más pasto. Mi historia comienza en Chile con mi abuela, mi Nini, mucho antes de que yo naciera, porque si ella no hubiera emigrado, no se habría enamorado de mi Popo ni se habría instalado en California, mi padre no habría conocido a mi madre y yo no sería yo, sino una joven chilena muy diferente.»
El cuaderno de Maya es mi segunda lectura de Isabel Allende, la primera fue Eva Luna que me dejó un excelente sabor en la boca, sin embargo, no había leído muy buenas criticas de éste libro, pero lo vi tanto en todas partes que se me hizo necesario leerlo.

Maya es una chica que es enviada a Chiloé en el sur de Chile, una isla en donde se vive con lo que se tiene y la poca comunicación con el resto del mundo lo hacen el lugar ideal para ocultar a una prófuga de la justicia. A pesar del resumen de su vida en la sinopsis poco nos aporta más o menos a nuestro interés, lo principal acá es que Maya es buscada por el FBI, la Interpol y una mafia criminal de Las Vegas, por ello es enviada al fin del mundo. De nuestra parte queda el descubrir por qué una chiquilla se metió en semejante lío.

El libro alterna constantemente el pasado con el presente de Maya. Su presente se reduce en el día a día de su rutinaria vida en el pueblo, su relación con su protector Manuel Arias, y uno que otro habitante de Chiloé. El pasado es un poco más variado porque abarca toda su infancia, llena de preciosos momentos junto a su Nini (abuela) y su Popo (abuelo), el momento transcendental que marco su vida, y su posterior caída en los vicios que la trajeron a la isla. 

Para comenzar el libro tiene un inicio lento que te puede desalentar con una facilidad increíble. No empezamos con un relato asombroso de la peligrosa vida de la joven sino que nuestro flamante inicio se asemeja a una guía turística de Chiloé. No fuese un gran problema pero lo considero demasiado extenso y fuera de lugar para un inicio. Superado el inicio debo confesar que el presente de Maya es aburrido, a mi parecer no mejora hasta muy avanzada la historia. Lo que evitó que me alejara de esta lectura fue su pasado. Más concretamente su niñez. Sus aventuras y las enseñanzas de los abuelos son el punto que más disfrute de la novela indiscutiblemente. La historia me parece muy floja en general, poco creíble en su clímax y final. Predecible a ratos. 

Con respecto a los personajes, no logré sintonizar con Maya Vidal. No es un personaje profundo, ni agradable, tampoco es muy inteligente. Uno se espera encontrar causas punzantes en la rebeldía de un joven, mas algunas veces no quedamos satisfechos en ese aspecto porque no se puede pedir filosofía avanzada en alguien de corta edad. Me esperaba más de ella, algo más de personalidad, al final creo que Maya es la típica niñata rebelde que se busca su propia suerte. Y una muy molesta si me preguntan. 

Hay unos cuantos malísimos, y hay unas cuantas personas buenas. Encontramos a Manuel Arias que juega un papel de abuelo sustituto de pocas palabras y empatía hacia el lector. También tenemos a un tal Daniel cuya aparición es bastante ridícula. Pero no todos los personajes en el libro me resultaron indiferentes o fastidiosos, las grandes estrellas del libro a mi parecer son el Popo y la Nini de Maya, sus adorados abuelos. Popo es totalmente idolatrado por Maya como el mejor abuelo del mundo, sus recuerdos son cálidos y entrañables, mientras que Nini es una de esas abuelas que solucionan las cosas con coscorrones y son un desmadre gracias a sus excentricidades. 

Con sus altos y bajos (más bajos creo yo) El cuaderno de Maya es una lectura pasable, intenta ser un thriller pero no llega, intenta ser una critica al bajo mundo de la droga pero no mete mucho en ella, intenta ser realista pero no hace falta que diga el resto. Aunque eso sí, ciertas líneas me hicieron disfrutar mucho de la lectura. Para terminar dejo mi párrafo favorito:

Un cuerpo de hombre da para entretenerse por años, los puntos álgidos que seestimulan de este modo, otros que piden diferentes atenciones, aquellos que no setocan y basta con soplarlos; cada vértebra tiene una historia, una puede perderse enel campo ancho de los hombros, con su buena disposición para cargar peso y pesares,y en los duros músculos de los brazos, hechos para sostener el mundo. Y bajo la pielse ocultan deseos nunca formulados, aflicciones recónditas, marcas invisibles almicroscopio. Sobre besos debe de haber manuales, besos de pájaro carpintero, depez, una variedad infinita. La lengua es un culebrón atrevido e indiscreto, y no merefiero a las cosas que dice. El corazón y el pene son mis favoritos: indómitos,transparentes en sus intenciones, Cándidos y vulnerables, no hay que abusar deellos.


PD: ¿No y que esto era una especie de diario?

5 / 10

6 comentarios:

  1. Cuando los personajes no nos convencen, es muy difícil que el resto de la historia lo haga ya que, al fin y al cabo, son ellos los que llevan el peso de la misma.
    La verdad es que le tengo muchas ganas a la autora, pero como he leído bastante críticas negativas de El cuaderno de Maya, y no es tan poco de los que más me llamen, lo dejaré pasar; eso sí, tendré en cuenta el otro que comentas (Eva Luna), a ver qué me parece.
    Un beso ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es muy cierto, cuando no te caen los personajes en especial los protagonistas... No es una lectura terrible pero tampoco una muy buena a mi parecer. Mi próximo libro de ella será La casa de los espíritus que sí ha recibido excelentes críticas.
      Abrazos :)

      Eliminar
  2. Confieso que no pude con ese inicio: me estaba durmiendo. Por eso dejé esa lectura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo, el inicio es en exceso tedioso.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Hola!!
    Lo único que leí de la autora fue "El juego de Ripper" que me encantó :) tengo ganas de leer algo más de ella, pero aún no me decido. He visto tanto críticas positivas, como negativas de este libro... pero no creo que sea éste el que lea. Quizás si le de una oportunidad a "Eva Luna" a ver qué tal me va.
    Gracias por la reseña!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te recomiendo que te vayas por el libro que más llame tu atención. Eva Luna me gustó mucho más que éste en definitiva.
      Abrazos :)

      Eliminar

Vintage© por Belén Vieparoles :: Plantilla optimizada para Mozila y Chrome :: 2012