Psycho-Pass

·

Se suponía que no vería este anime pero por recomendaciones que me llegaban de aquí y allá me decidí por verlo. Luego de ver el primer episodio aparte de la buena impresión que me dejó, algo me decía que sería un buen anime en su totalidad, y así fue afortunadamente.

Sinopsis
En un futuro próximo, es posible medir de forma instantánea el estado mental de una persona, la personalidad y la probabilidad de que dicha persona vaya a cometer delitos gracias a un escaner psico-somático que realiza un escaneo de las funciones del cerebro y de las demás funciones biológicas y químicas del cuerpo, determinando el Psycho-Pass, un número asociado a un color en cada persona. Cuando esta probabilidad, medida como el índice de "Coeficiente de Criminalidad", es demasiado alta, es decir, posee un color muy oscuro y un numero muy elevado, los individuos son perseguidos y detenidos con fuerza letal, si es necesario. Esta tarea es realizada por un equipo especial de potenciales delincuentes llamados Ejecutores, que son supervisados ​​por oficiales de la policía conocidos como Inspectores. La historia sigue a una Unidad de la División de la Oficina de Seguridad Pública e Investigación Criminal, el equivalente a la policía del tiempo actual, directamente responsable y administradora del trabajo de Inspectores y Ejecutores.
Psycho-Pass es una serie de anime producida por Production IG, basada en el manga de Hikaru Miyoshi de la revista Jump Square. Con una duración de 22 episodios en su primera temporada, y 11 en la segunda (aunque ésta quedó en las manos de Tatsunoko Production). 


La historia comienza con la llegada de la inspectora novata Akane Tsunemori a la Unidad 1, ella es inexperta e insegura con cada una de sus acciones. Es una ciudadana modelo con una psyque increíblemente clara, lo que le permite afrontar situaciones de alto estrés si sufrir alteraciones peligrosas. Al llegar a la Oficina de Seguridad Pública se verá rodeada de los Ejecutores, que a pesar de ser marcados por la sociedad como "perros de caza", no son más que personas que no han cometido ningún crimen pero su Psycho-Pass les ha condenado de por vida.

Una serie de asesinatos particulares cometidos son resueltos, sin embargo en todos ellos hay un factor en común, el personaje que ayuda de alguna u otra forma a los asesinos, Shogo Makishima, el villano de la primera temporada.

El mejor anime que he tenido la oportunidad de ver en lo que va del año. Tiene la dosis exacta de todo lo necesario, un poco de misterio, un poco de filosofía, un poco de acción, un poco de excelentes personajes, y un poco de prolija música, la combinación perfecta. La trama es meramente policíaca futurista, en el mundo que se nos presenta Japón a logrado altos índices de desarrollo y disminución de la criminalidad pero a un alto costo, al costo de perder la libertad de las personas. Puede que estés "seguro" en esta sociedad mas si tu coeficiente criminal sube (sin poder evitarlo) quedarás en inminente peligro, aún sin haber hecho nada. Por igual, si el Sistema Sybil te dice que servirás toda tu vida sólo como portero queriendo ser abogando, lo tienes que asumir porque hay que obedecerlo.

La falsa utopía en la que vive el país sirve de disfraz para ocultar la verdadera naturaleza de todo el sistema. No hay poder de decisión, y a medida que avanza la trama seremos testigos del tremendo lavado de cerebro al que ha sido sometido todos sus ciudadanos. Por supuesto que nuestros principiales deben romper esta norma, trayéndonos así a personajes sólidos, inteligentes y bien definidos.

Empezamos por la ya mencionada  Akane Tsunemori, quien sufre una de las evoluciones más curiosas del anime. Ella empieza como la típica prota tonta del anime pero eso sólo le dura la mitad del primer episodio porque se las ingenia para hacernos tragar nuestras palabras rápidamente, así la chica crece hasta ser toda una mujer de armas tomar. Puede que no sea lo más fuerte del mundo, y que ciertas decisiones nos estresen pero su personalidad tiene un perfecto balance entre la valentía y las inseguridades normales de cualquier humano. Le sigue el ejecutor Shinya Kōgami, este tipo es un genio, en dos segundos te tiene la respuesta automática a todo, cuando digo todo es TODO. Entiendo su experiencia y que nos gusten los protas astutos y despiertos, sin embargo era mucho algunas veces. Su actitud cool, altas capacidades físicas, y eterna lucha entre su yo bueno, y el yo sediento de venganza lo hacen tremendamente gustable al final de todo. Nobuchika Ginoza, aparenta ser frío y es estricto en su trabajo, no obstante es de ese tipo de personajes que guardan sus razones de ser. Tomomi Masaoka el veterano de la Unidad 1, da el sentimiento del "padre" del grupo, siempre con algún consejo o reflexión acertada. La unidad es completada por Shūsei Kagari y Yayoi Kunizuka.

Pero que sería de Psycho-Pass sin el malo, malísimo: Shogo Makishima. Él es un personaje excéntrico con esto me refiero a que posee cualidades que lo hacen un erudito empeñado en derrocar al sistema Sibyl, ya que va en contra de lo que representa ser un humano. Su razonamiento y propio ego lo lleva a ayudar a los criminales, convirtiéndolo en gran medida de la historia en un criminal de cuello blanco aparentemente con sus complices incluidos por supuesto. El tipo de villano que llega a conquistar al público es ese que se piensa está loco pero cuyo razonamiento no lo está, es por esto que en más de una ocasión tendremos la tarea de pensar en que es lo que está bien, y que es lo que anda mal. 

En cuanto a la música, el primer opening es "Abnormalize" de Ling tosite Sigure y el segundo es "Out of Control" de Nothing's Carved in Stone; el primer y segundo ending respectivamente son "Namae no Nai Kaibutsu" y "All Alone With You", ambas canciones de EGOIST. Personalmente me fascina Namae no Nai Kaibutsu, no se extrañen de que sea la canción principal del blog actualmente.

El final, es tan emocionante y un final, final, final, de esos que no dan para más... Sé que hubo una segunda temporada que presentía no sería muy buena, pero igual vi por el obvio fanatismo que había despertado en mí la primera. Tenía razón porque aparte de que tenemos casi a la mitad de la unidad 1 restaurada, estos nuevos personajes son de lo más insípidos que puedas imaginar. Como si no fuera poco el personaje de Akane Tsunemori se vuelve un Dios, es decir, no tiene fallas en sus planteamientos. Sabemos que en un principio esto pertenecía a Shinya Kogami, pero se hace raro puesto que el último tuvo una faceta de evolución, mientras que la inspectora toma el estatus de genio demasiado rápido e incongruentemente. También hay que agregar que en esta temporada la sangre y el fan service ha aumentado a la máxima potencia. Y no sé si es por mí mala reacción hacia ella pero me gustaron mucho más los openings y endings de la original.

Psycho-Pass debió quedarse en sus espectaculares 22 capítulos, simple.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vintage© por Belén Vieparoles :: Plantilla optimizada para Mozila y Chrome :: 2012