¡Hola enero! + Donde termina el arcoiris - Cecelia Ahern

·


Ah... supongo que ¡Feliz año nuevo!

Sé que estamos a unos dos días de que finalice enero, pero éste año ha sido movido desde su inicio, y sincerándome las ganas de postear no me han inducido a escribir como en otras ocasiones. Sin embargo, acá estoy dispuesta a seguir con la actividad del blog, y no dejar que la etiqueta de enero quede en zero. 

Dicho esto, deseo comenzar el año con la reseña de un libro que me recomendaron, hace mucho. Es en serio fue hace mucho tiempo, aunque si sirve de excusa, algo bueno que tengo es que me podrás recomendar algo, y te haré caso. Posiblemente en un par de años pero tomaré tu recomendación en cuenta sí porque sí.
                                   

Rosie Dunne y Alex Stewart han sido los mejores amigos desde la tierna edad de cinco años. Ellos crecieron juntos y aprendieron a ser el apoyo del otro en los momentos difíciles. Ambos tienen planes que seguir y por supuesto planean ser amigos por siempre. Pero un giro inesperado y desastroso de la vida los separa de sorpresa... Y luego otro, y otro, y otro.

El sueño de Alex era el de estudiar medicina, su padre consigue un buen trabajo en Estados Unidos (la historia se desarrolla en Dublin) así que debe estudiarla en ese país, con tan buena suerte de entrar en Harvard. Mientras tanto, Rosie sueña con unírsele estudiando hostelería en Boston. Todo viento en popa, pero Rosie pierde la cabeza, se emborracha en el baile de graduación, y puf paf pof, es madre adolescente que debe quedarse en casa para criar a su hija Katie.

Al pasar de lo años Alex y Rosie continúan con su envidiable amistad a través de correspondencia y todo tipo de comunicación. A pesar de sus vidas tan disparejas, de que  Alex sea un estudiante de medicina de una universidad de elite, y que Rosie ande llorando en los rincones por ser una madre que no sabe lo que hace; ellos siguen siendo cómplices. 

Es curioso porque en la infancia crees que puedes ser cualquier cosa que quieras, ir a donde te venga en gana. No hay límites. Esperas lo inesperado, crees en la magia. Luego te haces mayor y la inocencia se hace añicos. Las realidades de la vida se interponen en tu camino y caes en la cuenta de que no puedes ser todo lo que querías ser, que quizá tengas que conformarte con un poquito menos. ¿Por qué dejamos de creer en nosotros mismos? ¿Por qué permitimos que los hechos y las cifras acaben gobernando nuestra vida en lugar de los sueños?

Si algo hace destacar al libro es la forma en la que está escrito. Sabemos lo que ocurre gracias a las cartas, mails, mensajes de texto, periódicos e invitaciones, etc, de los personajes en la historia. Esto hace que la lectura sea muy fácil, además le agrega atractivo que el lector no sepa instantáneamente lo que piensa el personaje. Puesto que sólo conocemos lo que escriben para otros, por ende no lo que guardan sus mentes o corazones.  

Se trata de una mezcla de melancolía con humor. De más está decir que sufriremos un montón con la pobre Rosie mientras ve como Alex tiene la vida soñada, y ella anda sobreviviendo a duras penas. Pero también se trata de la superación, de la perseverancia, de que en algunos momentos la vida de dará buenos momentos, y en otras te los quitará así sin más.

Spoiler
Digamos que encontramos un desarrollo respetable los primeros 30 años, pero ya luego... todo se va a la quinta estación. Me sentí desesperada, frustrada, y aburrida. Te das cuenta de que esta pareja no está junta no por los giros del destinos (los cuales son entendibles y tragables en su juventud, luego no) sino más bien por su cobardía, por su indecisión, y por terribles vuelcos a lo telenovela mexicana.

6.5 / 10

2 comentarios:

  1. Hola!!
    Pues estoy Leyendo Justamente
    Voy por el capitulo 33 y Hasta ahora me esta Gustando
    Veremos mas adelante
    Un Saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que tardes mucho en terminarlo, los capítulos son super cortos. Abrazos!

      Eliminar

Vintage© por Belén Vieparoles :: Plantilla optimizada para Mozila y Chrome :: 2012