Trílogia Divergente - Veronica Roth

· 6 comentarios

 Divergente se ha convertido en una importante referencia de literatura juvenil. Ha sido tachada como una de esas historias populares para adolescentes, se habla bien de ella y a la vez mal, muy mal. No soy muy dada a la lectura de distopías pero debido a que como dije en una entrada anterior "me vi la película y me dio curiosidad ver como la adaptaron", me lance a su lectura, y con menos entusiasmo a Insurgente y aún menos a Leal pero ya estaba montada en la historia y deseaba leer ese final que disgusto a tantos.

Debido a que siempre hay lectores sensibles que consideran cualquier detalle spoiler, supongo que habrá unos cuantos pero no muy graves.

Divergente (Divergente #1)
En el Chicago distópico de Beatrice Prior, la sociedad está dividida en cinco facciones, cada una de ellas dedicada a cultivar una virtud concreta: Verdad (los sinceros), Abnegación (los altruistas), Osadía (los valientes), Cordialidad (los pacíficos) y Erudición (los inteligentes). En una ceremonia anual, todos los chicos de dieciséis años deben decidir a qué facción dedicarán el resto de sus vidas. Beatrice tiene que elegir entre quedarse con su familia... y ser quien realmente es, no puede tener ambas cosas. Así que toma una decisión que sorprenderá a todo el mundo, incluida ella. Durante el competitivo proceso de iniciación posterior, Beatrice decide pasar a llamarse Tris e intenta averiguar quiénes son sus verdaderos amigos, y dónde encaja en su vida, enamorarse de un chico que unas veces resulta fascinante y otras veces la exaspera. Sin embargo, Tris también tiene un secreto, un secreto que no ha contado a nadie para no poner su vida en peligro. Cuando descubre un conflicto que amenaza con desbaratar, en apariencia, la perfecta sociedad en la que vive, también averigua que su secreto podría ser la clave para salvar a los que ama o... para acabar muerta.

La sociedad está dividida en cinco facciones: Verdad, Erudición, Osadía, Abnegación y Cordialidad. Dependiendo de tu actitud, forma de ser y deseo a los 16 años debes escoger una facción, es decir el grupo al que pertenecerás por el resto de tu vida. No es una decisión fácil y menos a tal edad porque tu facción es literalmente tu vida, ella te dirá en que trabajarás para ganarte el sustento, cómo vivirás, con quien te relacionarás en fin, te definirá por completo.

Tris es de abnegación, los renegados y eternamente nada egoístas de la sociedad, nada es para ellos, y todo lo suyo para los demás. Tris odia este modo de vivir, siempre vistiendo de gris, no poder darse gustos tan sencillos como comer una hamburguesa o verse en un espejo, estar callada y tragarse su peligrosa curiosidad. Ella se siente atraída hacía la facción más opuesta a la suya, osadia. Es cuando se debate entre estar con su familia y seguir el camino que esperan que tome o irse por el suyo propio. Ya sabemos que elegirá ¿no? Y así, Tris se despide de su sumiso yo, y se vuelve más valiente, más astuta, más inteligente.

Pero debe ir con cautela porque ella es .  .  .  . (inserte música dramática) DI - VER - GEN - TE.
Ella tiene más de una aptitud, nunca le dicen porque es tan peligroso pero la cuestión es que lo es, y debe estar alerta las 24 horas del día con su modo de actuar porque todos están siendo vigilados.

Bien, primero que nada pienso que la forma organizacional de esta distopía es algo estúpida. Supuestamente los ciudadanos de Chicago están segmentados de esta forma para evitar las divisiones que se producían por la raza, religión, posición social, etc, no obstante, que la división de "roles" sea tan marcada en realidad genera una división aun mayor. Entiendo que les hayan lavado el cerebro, pero nunca, lo que es nunca esto fue discutido por ninguno de los personajes, de hecho Tris defiende esta estructura y se siente totalmente dependiente de ella.

Segundo, las pruebas suicidas de osadía, son tan . . . extremadamente eso, suicidadas y tercero, nunca llegue a comprender a Tris. Estas son mis grandes objeciones a Divergente, no obstante mientras más leía, me podía olvidar de ellas. Eran parte de la lectura, y gracias a las numerosas escenas de acción pude continuar con el libro.

Con respecto a los personajes, apartando a nuestros protagonistas ( Tris y Cuatro, sí como el número), los secundarios incluyendo malos malotes me fueron meramente olvidables, sólo te puedo mencionar a Al y a Christina (que me cayó mejor que la prota). Pero ¿eso que importa? ¡la historia de amor! ¡la historia de amor! ¿qué hay de ella? increíblemente me gusto la relación de Tris x Cuatro, no creo que hayan rozado en lo cursi pero aun así se podía notar el fuerte lazo que en ellos estaba creciendo.

Me dejo con ganas de más, aunque vi su final como una mala decisión de la autora, creo que pudo tomar una ruta distinta y sacarle más partido a su obra. Gracias a esta decisión, pienso personalmente que la trilogía se fue por el caño.

6 / 10

Insurgente ( Divergente #2 )
Una sola opción puede transformarte, o te puede destruir, pero siempre tiene consecuencias. Con la oleada de disturbios en las distintas facciones, Tris deberá asegurarse de proteger a los que ama, mientras se enfrenta a inquietantes preguntas sobre la culpabilidad, el perdón, la identidad, la lealtad, la política y el amor. El día de la iniciación de Tris debería haber sido una celebración de la facción elegida, en cambio, el día terminó con un gran problema. El conflicto entre las facciones se intensifica y las ideologías se enfrentan. En tiempos de guerra, se eligen líderes y los secretos afloran, cada decisión tiene mayores consecuencias más potentes.

La inestabilidad de Tris es el elemento del que más se habla en Insurgente. Aquí quienes  la odiaron  se darán un banquete odiándola más, y aquellos a los que les medio cayó bien, se unirán al primer bando. Desde un inicio percibí que Tris era un personaje peligroso que tenía un brollo mental/psicológico/moral que no la guiaría bien por la vida. Ella quiere ser mala, fría, calculadora pero una vez lo es se arrepiente de ello y se recrimina hasta el cansancio; y por otro lado desea ser buena pero es demasiado egoísta como para serlo.

Me fastidió su lloriqueo, sí eres mala, hazlo y ya. 

Te llenan de datos que pretenden solucionar las preguntas formuladas en la primera entrega pero te crean un arroz con mango, pareciera que te quisieran dar liebre por gato y así sucesivamente. Argumentos que te pensabas muertos vuelven a la carga con excusa rebuscadas. 

Es como una montaña rusa en el mal sentido, intenta desesperadamente retenerte pero los acontecimientos están tan mal ubicados/incluidos en la trama que termina por aburrirte.

4 / 10


Leal (Divergente #3)
Una sola elección te define.
La sociedad dividida en facciones en la que antes creía Tris Prior ha quedado hecha pedazos, fracturada por la violencia y las luchas de poder, y marcada por la pérdida y la traición. Así que cuando se le ofrece la oportunidad de explorar el mundo más allá de los límites que siempre ha conocido, Tris está más que dispuesta. Puede que, al otro lado de la valla, Tobias y ella descubran una nueva vida juntos más sencilla, libre de mentiras complicadas, lealtades confusas y recuerdos dolorosos. Sin embargo, la nueva realidad de Tris es aún más inquietante que la que ha dejado atrás. Lo que creían haber descubierto deja de tener sentido. Surgen verdades explosivas que hacen cambiar de opinión a sus seres queridos. Y, de nuevo, Tris lucha por comprender las complejidades de la naturaleza humana (y de su propia naturaleza) a la vez que se enfrenta a elecciones imposibles que tienen que ver con el valor, la lealtad, el sacrificio y el amor.

Leí Leal por mero masoquismo. La lectura de Insurgente me pareció una perdida de tiempo, y si ya se había dañado el hilo de la historia iba a ser muy difícil recuperarlo. Mas, tenía esperanzas, porque soy de las que cree que los autores tienen la intención de colocar todas las cartas en la mesa para sus finales. Eso me gusta creer pero lamentándolo mucho no fue para nada el caso de Leal, puede que se haya intentando pero no se consiguió.

En la tercera entrega y última (bueno eso hasta que se anuncio el re-frito de Cuatro) de Divergente se nos revela el gran misterio de las facciones, pero el verdadero, verdadero, nada de luchas entre los habitantes del aislado Chicago, sino interacciones con personajes externos a las murallas. Nos imaginamos algo extraordinario, sorpresas, suspenso, emoción ¿cómo reaccionará la población o algo por el estilo? sin embargo, todo es tan típico y termina con respuestas más que obvias.

Y no sólo es que el libro es PRE- DE- CI- BLE hasta los huesos. A parte, hubo un recurso que me molesto hasta más no poder en la historia; y es que Roth hacía y deshacía a su gana, te contaba una cosa pero ¡oh no! era mentira, siempre fue obvio que era mentira. No sé si me explico bien pero lo que deseo decir es que queriendo darnos "sorpresas" continuas desmintiendo lo que creíamos cierto, lo que conseguía era un sentimiento constante de cansancio. Era como cuando ves morir al malo de la película muchas veces y en todas resultaba falso.

Si algo puedo rescatar de Leal es su final. Sí, sí a muchos no les gusto pero estas fueron las únicas páginas que leí atentamente. De esta forma, Tris se va como la conocí, como si hubiese convivido con una compañera de clases por años pero me gradue y nunca llegue a conocerla realmente. ¿Quién eras realmente Beatrice? 

.Pero mejor me callo, conociendo a Roth capaz la revive para otro re-frito y todo fue culpa de Matrix una simulación.

4.5 / 10


Quinto maratón de películas

· 2 comentarios

Luego de más de un mes me reporto mis queridos seguidores. Por motivos ajenos a mi voluntad no pude actualizar el blog y debido a que igual he buscado tiempo para  leer y ver de todo un poco, es probable que las próximas entradas sean recopilatorias (¡miren que a uno se le borran los detalles minúsculos de vez en cuando!). 

Comenzaré con el "Quinto maratón de películas" (desde la que más me gustó a la que menos) el cual no me entusiasma mucho hacer. No porque no me apetezca escribir acá, sino que la calidad de los siguientes films no la aseguro. No es que todas sean un total desastre, es que se acercan mucho a él, hay pocas que se salvan. Sin embargo, cuando algo me gusta lo digo, y cuando no también, que para algo es este espacio. ¡Qué empiece la cacería de brujas!

3 bodas de más (2013)
Esta película gira en torno a una joven investigadora llamada Ruth, quien se ve obligada a asistir a las sucesivas bodas de sus ex parejas, tres en total, mientras que ella todavía no ha conseguido encontrar a su pareja ideal. Al no saber decir que no, y no tener pareja, pedirá a su becario el favor de acompañarla, provocando que durante la asistencia a las bodas ocurran multitud de sucesos descabellados, cuya conclusión final será el debate interno de la protagonista sobre a quién quiere con ella en su futuro.

El cine español lleva rato sin darme una agradable sorpresa, a la final se quedan el en quiero y no puedo. Si bien 3 bodas de más no es santa de mi devoción me recordó muchísimo  a estas comedias baratas en humor estadounidenses. A lo que me refiero es que aunque el humor en ella sea simple y torpe te da risa. Una comedia que da risa a partir de tonterías no es nada malo, porque uno te ve una comedia para eso ¿no? 

Ruth es un desastre (¡sorpresa, sorpresa!) tiene poca confianza por lo que se deja pisotear por el que sea que le pase por el medio. Y ni hablar de sus ex parejas, bicho raro tras bicho más raro, que justamente a pesar de ser bichos raros han decidido casarse uno tras otro con los "amores de sus vidas". Ruth asiste a las bodas para mostrar su cara en alto pero. . . siempre termina mal, muy mal.

Es una película simpática para pasar el rato.  Si saliese otra que fuese por su camino supongo que la vería.

Death Becomes Her (1992)
 El médico especializado en cirugía plástica Ernest Menville (Bruce Willis) abandona a su prometida Helen Sharp (Goldie Hawn) por la actriz Madeline Ashton (Meryl Streep), con quien posteriormente contrae matrimonio. Pasan siete años, durante los cuales Helen descuida casi del todo su vida, engorda y contrae una depresión que la confina en su apartamento, hasta que un día la desalojan porque ya no se molesta en pagar la renta. Es derivada a un recinto de tratamiento psiquiátrico, donde, contra la voluntad de su psicóloga, cada vez que a ella y otras pacientes se les da la oportunidad de hablar de algo con el objeto de comprobar sus progresos, ella saca a colación el odio que siente hacia Madeline; esto dura hasta que su psicóloga, en un momento de estrés, le dice metafóricamente que debe "eliminar completamente a Madeline" (obviamente, de su mente), es entonces cuando despierta en Helen la decisión de vengarse de Madeline y conquistar de nuevo a Ernest.
Había visto  retazos de esta película por televisión tantas veces, y por fin en una noche sin sueño me tope con ella desde el comienzo y ¡aleluya! Es poco lo que puedo decir, en realidad me esperaba más, pero creo que no le preste atención a sus defectos por estar pendiente de Meryl Streep en todo su esplendor, de que Bruce Willis tuviese pelo, y de los ojos de Goldie Hawn.

Azul y no tan rosa (2012)

 Diego, un fotógrafo exitoso de Caracas, decide formalizar su relación con Fabrizio yéndose a vivir con él, pero, de manera inesperada, se ve obligado a hacerse cargo de su hijo Armando, que vive en España y al que no ha visto desde hace años. El chico llega con una maleta cargada de reproches, de modo que a Diego no le resultará fácil restablecer la relación afectiva con él. En tales circunstancias, un grupo de radicales homófobos le propinan a Fabrizio una brutal paliza que lo deja en coma.
  
En Venezuela Azul y no tan rosa causo un revuelo enorme, críticas realmente buenas, yo no sé cuantas semanas en cartelera y por supuesto un Goya. Cosa que tenía a más de uno dándose golpes de pecho. No quiero ser mala o menospreciar el cine venezolano porque sé del gran progreso que ha tenido en los últimos años, pero se me hace  inevitable sentirme algo insatisfecha.

Vale, vale, siempre que hablamos de nuestro cine nos da por ser condescendientes: "¡No está mal!" "Teniendo en cuenta de que van todas las película por aquí", y eso está bien, no lo critico. Sin embargo, vi en Azul y no tan rosa un conjunto de detalles que hicieron difícil el disfrutarla como se debería. Pienso que hubieron huecos argumentales que nunca fueron respondidos o explicados, que el tono pasteloso estaba siempre allí presente como un fantasma, y sobretodo no me gusto para nada la ya común recitación de líneas.

La disfrute no mentiré, y tampoco diré que es una mala película sólo que se puede hacer mejor, que en Venezuela hay el suficiente talento para producir películas el doble de buenas que ésta.

Divergente (2014)
'Divergente' es la historia de una sociedad que se divide en cinco categorías: Verdad, Abnegación, Osadía, Cordialidad y Erudición. Todos los miembros de esta sociedad tienen que elegir a una edad temprana, los dieciséis años, a qué bando creen pertenecer, atendiendo a sus virtudes personales más destacadas. En este dilema se encuentra la protagonista, Beatrice, que sorprende a todos sus allegados y amigos con la decisión que tema. Beatrice, que pasa a llamarse más tarde Tris, tiene que buscar su lugar adecuado, pero ella no es como el resto. Guarda un secreto que podría ser definitivo para mantener el orden social descrito y también para salvar su propia vida.
Este era mi plan: Yo vería la película  y si me gustaba me lanzaría con la trilogía. No quiero hablar mucho acerca de la historia, lo que pienso o no pienso acerca de ella porque. . . sí, sí me leí la trilogía (próximamente la reseña). No es como si hubiese explotado mi mente, no es como si esta película fuese a cambiar la mente de uno de esos detractores de la literatura juvenil, pero tampoco está tan mal.

Es una adaptación bastante fiel, cambios imperceptibles y recreación de la distopia de Roth. Claro que no me falto el típico "no me lo imagine así" rondando por mi cabeza pero en general tiene suficientes escenas de acción como para pasarla. Aunque, pos sí me resulto algo tonta en sus puntos débiles.
Vintage© por Belén Vieparoles :: Plantilla optimizada para Mozila y Chrome :: 2012