Mini-reseñas de clásicos literarios III

·
Ahora que lo pienso me da risa tachar esta recopilación de entregas como "mini-reseñas" porque si nos ponemos a ver son bastante extensas pero mañas de la autora. Es oficial ¡estoy de vacaciones! por eso empezaré a leer lo más que pueda antes de iniciar a trabajar. Hoy acabo de terminar de leer los contenidos de esta entrada, las siguientes historias fácilmente pueden leerse en un sólo día  todas porque son  cortas (menos una que es corta pero no muy corta) más que los libros de mini-reseñas de clásicos literarios II así que, supongo que tengo un serio problema con las medidas.

Alicia en el país de las maravillas - Lewis Carroll

Escrito en 1865, Alicia en el País de las Maravillas es un clásico no sólo de la literatura juvenil, sino de la literatura en general. Popularizado por las decenas de versiones que de él se han llevado a cabo, el relato que el reverendo Charles Dodgson, verdadero nombre de Lewis Carrol, escribiera para la niña Alicia Liddell, de diez años, es un delicioso entramado de situaciones verosímiles y absurdas, metamorfosis insólitas de seres y ambientes, juegos con el lenguaje y con la lógica y asociaciones oníricas que hacen de él un libro inolvidable.

Al hablar sobre películas de Disney y sus adaptaciones a los cuentos infantiles la mayoría de mis conocidos/amigos me decían muchos nombres y al yo mencionar que me fascinaba hasta la médula Alicia (1951), más de uno me miraba con cara de "estás mal". Para mí esta historia es muy especial, me encanta y hasta ayer me la leí, cosa muy curiosa porque no tienen idea de la cantidad de análisis o derivados de AIW que me he leído.

Para empezar, la película de Disney mezcla esta historia con los sucesos de su continuación A través del espejo y lo que Alicia encontró allí, como todo libro llevado a la pantalla es alterado. Lo que ocurre es más que sabido por cada persona en el planeta tierra. Una niña aburrida de lecciones en la tarde, se distrae al ver un conejo blanco que habla y está vestido, lo persigue, cae en una madriguera y llega a Wonderland en donde la lógica y los absurdismos son el pan de cada día. 

La narración no posee un sentido aparente y para la mayoría Lewis Carroll o es un genio literario o un consumidor de opio con tendencias pedófilas. nadie te puede asegurar que lo segundo fuese cierto pero lo primero sí que lo es. Los poemas, diálogos y las pintorescas personalidades de los personajes son avazallantes. 

Si tuviese a un niño en frente se lo leería porque ayudaría a desarrollar su imaginación. Y para mí, al fin y al cabo los cuentos infantiles son para eso, para extender el sentido de la realidad, ser curiosos, aprender sobre la irracionalidad. Es una excelente opción tanto para grandes como para pequeños, pero apoyaré a Alicia y es que sería un pecado leer esta historia sin una buena edición con ilustraciones (de preferencia las originales).

8.2/10

A través del espejo y lo que Alicia encontró allí

Inmersa en una demencial partida de ajedrez, Alicia debe ir recorriendo casillas y sorteando obstáculos para convertirse en la Reina Alicia. En el camino se topa con unas burlonas flores parlantes, con la Reina Roja que corre a toda velocidad y la Reina Blanca que puede recordar el futuro, así como con el insolente Humpty Dumpty que festeja diariamente su no-cumpleaños, antes de caer con estrépito del muro en el que se halla sentado.



Aunque no se haga referencia a Alicia en el país de las maravillas tenemos a la misma Alicia que esta vez accederá a un mundo desconocido (mundo al revés) no por andar de imprudente siguiendo a un conejo blanco sino por atravesar un espejo. Estaba emocionada por esta parte porque aquí se encontraban mis escenas favoritas de la adaptación de Disney (El jardín de las flores vivas y Tweedledum y Tweedledee) sin embargo, no sé no me gusto tanto como esperaba.

Algo de decepción sería lo más correcto de expresar pero sigue siendo entretenido, me gustó la plática de Alicia con Humpty Dumpty pero es como si no funcionase en general a mis gustos.

6.9/10

Rain Man - Leonore Fleischer
Charlie Babbitt, un joven egoísta que espera heredar la fortuna de su difunto padre, se entera de que el beneficiario es su hermano Raymond, un autista al que no conoce, porque ha vivido siempre recluido en un centro especial. Ambos harán un largo viaje a través de los Estados Unidos. Al principio, a Charlie, el extravagante comportamiento de su hermano lo irrita y lo desconcierta, pero, poco a poco, aprenderá a conocerlo y a quererlo.



Estamos ante un caso un tanto particular que si bien no estoy segura de que entre en la categoría de clásico la edición que tengo tiene mi abuela es parte de una colección de clásicos/grandes éxitos, so... como iba diciendo, esto es raro porque usualmente las películas se basan en libro pero esta vez el libro se baso en la película.

Más específicamente de la película ganadora de varios Oscars Rain Man (1988). Supongo que con semejante acogida querían sacarle el provecho mayor a Raymond. No soy muy fanática de las películas viejas, por eso no sabía de su existencia hasta que leí el libro y otra vez se presenta una rareza, porque la película en definitiva es mucho mejor que el libro.

No negaré que me hizo sonreír en ciertas partes y que me conmovió Raymond y Charlie porque las relaciones basadas en el amor fraternal me vuelven una llorica, pero al libro le faltaba algo y al ver el film me di cuenta que la actuación de Dustin Hoffman era lo que faltaba. Me gusto pero más recomiendo la película.

6/10

Desayuno en Tiffany's - Truman Capote
Holly Golightly, la protagonista de Desayuno en Tiffany's, es quizá el más seductor personaje creado por este maestro de seducción que fue Truman Capote. Atractiva sin ser guapa, tras rechazar una carrera de actriz en Hollywood, Holly se convierte en una estrella del Nueva York más sofisticado; bebiendo cócteles y rompiendo corazones, parece ganarse la vida pidiendo suelto para sus expediciones al tocador en los restaurantes y clubs de moda, y vive rodeada de tipos disparatados, desde un mafioso que cumple condena en Sing Sing y al que visita semanalmente, hasta un millonario caprichoso de afinidades nazis, pasando por un viejo barman secretamente enamorado de ella. Mezcla de picardía e inocencia, de astucia y autenticidad, Holly vive en la provisionalidad permanente, sin pasado, no queriendo pertenecera nada ni a nadie, sintiéndose desterrada en todas partes pese al glamour que la rodea, y soñando siempre en ese paraíso que para ella es Tiffany's, la famosa joyería neoyorquina. Desayuno en Tiffany's es una extraordinaria novela corta que, por sí sola, bastaría para consagrar a un autor.

Soy una de esas personas que pueden llegar a ser tachadas de "muy correctas" y es aquí la razón de que Holly no me agradara al inicio pero luego de ir conociéndola te das cuenta de que es una mujer extraña, compleja y auténtica. Es una de esas protagonistas que no te dejará indiferente y eso es lo que busco en un libro, creo que todos lo hacemos.

Y antes de continuar, no, no leí los otros tres relatos que le siguen a la novela porque uno, son historias diferentes sin ninguna conexión con Holly; y dos pues soy una vaga. Otra aclaración es que la película es inmensamente cursi comparada con el libro, aquí no hay una historia de amor amor. A lo que me refiero es que si bien nuestro escritor (en el libro nunca se le llega a dar un nombre)  sentía aprecio por Holly no era de esa forma. En una página el describió su amor como aquel que sintió por la criada de su casa porque lo cuidaba o el que sintió por el mensajero que lo dejaba ser su acompañante, él siente celos y la extraña pero amor romántico nunca se llego a especificar como tal. Y para ello está la película, para el beso bajo la lluvia y el final feliz.

Holly es Desayuno en Tiffany´s. Es como si estuviese loca y a la vez estuviese consciente de lo que hace. Indudablemente es de ese tipo de mujer a la que el encanto y la personalidad chispeante les sirve como ángel de la guarda. Ellas existen (que si sabré yo) y si dicen que el escritor era un alter ego de Capote tal vez haya habido un Holly por las calles de alguna ciudad metropolitana.

8.5/10

Atravesando el espejo - Antonio J. Fernández Del Campo
Dicen que si invocas su nombre tres veces, delante de un espejo, su fantasma se te aparece. Los que lo han intentado han muerto en extrañas circunstancias porque la Novia del Diablo viene a buscar a los que la invocan para llevárselos al infierno.
*Nota: No es ningún clásico pero tenía que hablar brevemente de él sí porque sí.




Hace muuuuuuuuuuuuucho en mis inicios por el internet leí una leyenda sobre un hombre que se miro en un espejo y que allí vio al diablo, este le dijo que si intercambiaban lugares por un instante le concedería un deseo, el hombre acepto y al introducir la mano en el espejo, contrario a lo que creía el demonio poseyó su cuerpo y él quedo en el espejo con el aspecto de aquel demonio para toda la eternidad. En ese entonces me dio tanto miedo la historia, porque estaba tan bien escrita (era una página o dos) o tal vez no y como era una cría... pero bueno, la cuestión es que por algún motivo pensaba que esta historia estaría relacionada pero nop.

Sí, sí no leí la sinopsis siquiera pero cuando con las primeras páginas me enteré de que era sobre la leyenda de Verónica ya me imaginaba abrazando una almohada en la noche y tapando mi espejo con una sábana ¿y qué me encontré?

Les diré de la forma más directa posible, un fast-tour por el infierno a lo Dante, una Verónica que ni miedo daba o simpatía causaba, un tonito moralista mal manejado/chocante y un desenlace muy ilógico y cursi y tonto con todo respeto. Me cree expectativas porque siempre me he sentido cautivada con las leyendas que incluyen a los espejos pero debería dejar de hacérmelas de la nada.

2/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vintage© por Belén Vieparoles :: Plantilla optimizada para Mozila y Chrome :: 2012