Diciendo adiós a los malos hábitos

·

Cuando hablamos de malos hábitos, es usual que a nuestra cabeza vengan los más típicos como: comerse las uñas, escupir tal cual fuente, comer con la boca abierta, masticar chicle como chivo, en fin. Pero aunque no hay que desmerecer los malos ratos que nos pueden hacer pasar estos malos hábitos (y a las personas alrededor), soy una ingenua creyente de que existen cosas más dañinas que costumbres desagradables. Y esas serian, aquellas costumbres que pesan en como nos sentimos por dentro, si tu interior está nublado, eso se proyectara hacia afuera y así sucesivamente. A continuación, gracias a una lista publicada por  lifehack, les presentare 5 malos hábitos que debemos despedir de nuestra rutina para sentirnos mejor con nosotros mismos:

1. Luchar por ser perfecto:  Recuerdo que de pequeña tenia una amiga preocupada al máximo por sus notas, inclusive si ella sacaba una B ya podías ver su rostro mojado. A medida que creció, fue comprendiendo que es imposible ser "perfecta" en cualquier área de nuestras vidas. Hasta los más grandes comenten errores. La cuestión está en saber ganar y perder ¿qué tal si nos esforzamos por hacer algo realmente bien? al principio fallaremos e inclusive siendo expertos en ello fallaremos. Pero si la vida fuese color rosa seria aburrida.

2. Ser demasiado serio: ¿De qué sirve la vida sin una sonrisa? está muy bien que nos tomemos ciertas cosas con la seriedad que se merece, pero estar por la vida con una cara larga no está recomendado para nadie. Hasta los que hacen de estatuas por la calle se ríen cuando no los ves.

3. No seas negativo contigo mismo: Si constantemente te estás diciendo que no podrás, pues amigo es simple, no podrás.  La primera persona que debe creer en ti eres tú mismo. Sé más positivo y veras como el poder de la sugestión funciona a tu favor. Otra cosa importante es evitar a toda costa a las personas negativas, hazlo y veras como te quitas un peso de encima.

4. Aprende a escuchar la opinión de las otras personas: Tener autoestima es bueno sin embargo, tampoco es para creerse el poseedor de la absoluta verdad. Dice el dicho que no lo sabemos todo en este mundo (un dicho, dicho por mí xD) y con cada día aprendemos algo nuevo. No seas cerrado hacia las opiniones de los demás. 

5. No le digas sí a todo: Cuando me doy cuenta de los errores que cometo, trato corregirlos. Si bien es cierto que no se logra de la noche a la mañana, se trabaja en mejorarlos. Me percate que le decía sí a todo el mundo para tratar de ser educada. No obstante eso representaba una carga para mí, un día entendí que no se puede complacer a todo el mundo y las mejores cosas del mundo se dan en un 50/50. Un 50% de nos y un 50% de sís.

Esto es todo por el día de hoy y la próxima vez que publique me aseguraré de bombardear el blog de información navideña. Así que nos estamos leyendo :D

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vintage© por Belén Vieparoles :: Plantilla optimizada para Mozila y Chrome :: 2012